Winckelmann

Reflexiones sobre la pintura y escultura en los griegos

 

 

El objeto de esta entrada, es hacer una pequeña introducción a la traducción de la obra que desde el enlace  la pueden disfrutar Reflexiones sobre la pintura y escultura en los griegos

 

 La estructura de la obra tiene 4 partes que según los titulares son las siguientes:

 

1ª SOBRE LA IMITACIÓN DE LA PINTURA Y LA ESCULTURA DE LOS GRIEGOS.

2ª UNA CARTA, QUE CONTIENE OBJECIONES CONTRA LAS REFLEXIONES ANTERIORES

A CUENTA DE UNA MOMIA, EN EL REAL GABINETE DE ANTIGUEDADES DE DRESDEN.

UNA RESPUESTA A LA CARTA ANTERIOR Y UNA EXPLICACIÓN ADICIONAL DEL ASUNTO

 

Medaille_Johann_Joachim_Winckelmann-1819La 1ª Edición de 1755, de 50 ejemplares, solo tenía la 1ª parte, tenemos que pensar que la editó a su cargo como lo que llamamos hoy "una maqueta", que distribuyó entre sus conocidos, pensando atinadamente, que quien regala bien vende y le van a comprar la 2ª aumentada, y quizás para tener algo escrito como tarjeta de presentación para marchar a Italia. La 2ª edición publicada en 1756 y que dejaría revisada antes de partir hacia Italia, remarco el ANTES, (muy importante), fue bien acogida entre sus conocidos y el mundo del arte en toda la zona Germánica.

De la extraña estructura con la que se van a encontrar, no puedo decirles nada sin fastidiarles el efecto, no creo que ésta pasara a mejor edición por anticiparles la cosa, ni a peor por no hacerlo,  solo que disfruten de la lectura, y que el autor se lo explicará dentro.

 

Respecto a partes del contenido, como he seguido como columna vertebral la edición de Fusseli, de 1765, por dos motivos: 1º no encuentro otra edición en Inglés, lo cual es porque la dieron por muy buena, y es obvio que aguanta impertérrita el tiempo. 2º Fusseli como artista y contemporáneo me parece un buen faro en dudas en términos artísticos. Pero Fusseli, con buen criterio  podríamos decir, elimina paja (en vez de censura), no obstante yo se lo he dejado en verde siguiendo la madre, la edición alemana, ambas pueden cotejarlas en los enlaces. Así mismo me he permitido marcarles un trozo en verde, avisándoles desde ésta introducción, que no, que si se lo saltan mejor. Se trata de un pasaje que Wickelmann reinterpreta tomándolo de la edición Giuntina de Vasari, sin tener en cuenta que se trata de un añadido, de los añadidos muy discutibles de la Giuntina, posiblemente ni de Vasari, publicidad desesperada de la Signoría de Florencia en plena decadencia. Yo ya se lo advierto, que no tiene ningún sentido, (si ustedes se lo quieren encontrar, ahí lo tienen y lo pueden leer...) incluso ésta rotunda cabeza de un pensador, brillante como pocos del siglo XVIII, puede equivocarse juzgando datos y hechos.

Fussely, además, se hizo con dos ensayos, ensayos-cartas, (no lo tengo claro) que tradujo y añadió,  o sea remarco, SON AÑADIDOS A LA EDICIÓN, no son la edición, no son el libro, (que te quede claro), con ello, le dio un poco más de cuerpo al libro, un poco más de páginas.

 

INSTRUCCIONES PARA EL CONNOISSEUR.

6ª EN LA GRACIA

 

Aquí tengo difícil cotejar con los originales, no los encuentro. Aunque toda la apariencia estilo, etc. es de Winckelmann, no debemos darlo como "texto canónico" en el sentido personal de que, ambos escritos tienen muy cargadas las tintas, es decir, es algo escrito para otra persona, acaso para un "petit comité" de amigos. Y desde luego es texto escrito luego de estar ya algún tiempo en Italia.

Porqué les distingo Antes y Después de marchar a Italia.

Durante toda la obra van a tener referencias a obras que están o estaban o estuvieron en Italia en su tiempo, pero que Winckelmann no pudo ver todavía. He intentado encontrarles y enlazarles las imágenes que Winckelman pasó por sus ojos. Vio los yesos, copias en Dresde, y libros de dibujos, y grabados. Esas fueron las referencias de Winckelmann, La colección de Dresde y poco más. Sitúense en el 2021. Una ciudad de las doscientas, con un museo medianamente aceptable, y una biblioteca. Tienen todo lo que necesitan para elaborar un teoría del arte. Si no lo consiguen no es porque no se pueda. ESTE LIBRO ES LA PRUEBA. Y ese es además, su valor intrínseco. Fue capaz de ver y estructurar una idea del arte antiguo en todo el bosque de catálogos que había en su tiempo. Si marchó a Italia a verificar y consolidar sus ideas, y dar por fin un tratado sobre el arte Antiguo, esto fue muy bueno para el arte. pero no practiquemos anacronismo intentado explicar este libro Reflexiones sobre la pintura y escultura en los griegos  con su posterior libro final, como he encontrado en todas las ediciones anotadas. En ese libro, Hª del arte en la antigüedad,  solo encontrarán una nota a este libro. Y esto es, porque Winckelmann no repite, (ni suyo ni de otro) es decir lo dicho en uno, está para el siguiente, de hecho no repite las citas de las obras, ya se lo digo yo, las que están en uno, no están en el otro. Así que créanme,  primero hay que leer Reflexiones sobre la pintura y escultura en los griegos , para poder atacar con buenos fundamentos Hª del arte en la antigüedad

Si vienen después de haber leído Hª del arte en la antigüedad , encontrarán además un fructífero grupo de notas sobre artistas y obras, desde el renacimiento a mediados del XVIII.

 

 

 

Sin más,  cualquier cosa, obra encontrada o corrección que propongan, me será muy grata      anarkasis @ anarkasis . com

 

Inicio    Comentarios    Nota Anterior:  Bizarro    

 

Compartir con facebook     Compartir con Wasap     Compartir con Twitter