la danza de salome gilabertus

Winckelmann like José Nicolás de Azara

Nota para una pequeña puntualización.

Posiblemente Nicolás de Azara llegara a conocer a Winckelmann, parece ser que tenían mutuos amigos, y esto es posible pero solo  en 3 años a los que habría que restar los largos periodos de viajes de Wilckelmann. Azara llegó a Roma en el 65 como procurador, bastantes años luego más tarde era embajador  y Wickelmann murió en el 68. Pero es obvio que la colección de Azara no está mentada por Winckelmann, tenemos que suponer que es posterior.  Es decir (yo) no tengo evidencias de amistad entre ambos, pero esto está escrito en muchos sitios. 

Creo que el error viene de la edición de la historia del arte antiguo de Winckelmann, de CARLOS FEA, traductor, conocido y amigo colega de excavación  de 1783, donde le incluye un grabado versión del retrato de Mengs en el 2º tomo.  A primera vista podría parecer que la dedicatoria es de Winckelmann, el traducido, pero… ya estaba muerto largo rato, éste no pudo conocer ese cuadro que es posterior 1774.  Pero hay NOMBRES con los que gusta asociar nombres.

Nicolás de Azara de familia infanzona aragonesa, lo supongo un mandado de los Piganatelli en Roma (me hubiera gustado releer el “El Conde de fuentes“, posiblemente lo recoge, pero lo tengo en el pueblo). Era masón e ilustrado, pero por su correspondencia, era  un iluso en inteligencia a la altura de un mandado de Carlos IV. Winckelmann, una de las personas más inteligentes de su época, parecía un  friqui del arte,  escribía con una soberbia tan grande, y tal lo describen, que no  admitía a nadie a su altura por muy ilustrado título que portase, o pertenencia a un club de ilustres, a los que despreciaba en privado. Es decir no me parecen personalidades destinadas a encontrarse, y del que uno citase a otro.  Cosa de la que no he encontrado fe hasta el momento. Pero insisto, no sería descartable que llegaran a conocerse.

la danza de salome gilabertusTengo ya casi presentable la galería de imágenes de Judith

y Salomé, Sísara.. que tiene más de 19 años,.. en fin. No hace mucho, que se pusieron de moda por internet, estas colecciones para volver a ser olvidadas, yo la tenía algo abandonada y la he actualizado, que ustedes la disfruten.

 

 

9 comentarios sobre “Winckelmann like José Nicolás de Azara”

  1. Tenga usted en cuenta que la presencia aragonesa en lo que después fue Italia era muy intensa por aquellos entonces, y por extensión de los monarcas Borbones con sus súbditos y satélites. El supersobrevaloradísimo Carlos III fue becario por allá, y en los Nápoles, en Pompeya, Herculano, etc…- los hispanos hicieron sus pinitos arqueológicos, que seguramente, llamaron la atención de muchos europeos de bien que se pasaban por allá disfrutando de su Grand Tour…

    Aquí
    http://www.realacademiabellasartessanfernando.com/assets/docs/winckelmann/introduccion_estudio_preliminar_y_prologo-winckelmann.pdf

    en la página XVI, comentan en su línea que dicho encuentro o trato azara/Winckelmann no pasa de ser supuesto. Lo interesante de la cita es que hace referencia a una nota a pié que puede resultarte de interés. En la misma cita, no me privo de subrayar que se menciona a Ponz, un tío muy curioso, precursor, o uno de los precursores, de las guías de viaje tal y como hoy las entendemos “made in spain”. Puede encontrarse alguna de ellos en el google books de manera totalmente gratuita… Y se disfrutan que no vea si es usted un poco friki de estas cosas…

    Efectivamente, Azara llego a Roma en el 65 como Agente de Preces, sustituyendo a Manuel de Roda, quien precisamente por sus buenas relaciones se había visto envuelto en la venta a la biblioteca real española de la biblioteca del cardenal Alberico Archinto, protector de Winckelmann en sus primeros años en Roma… Es decir, los libros y alguna que otra cosa del tal Winckelmann llegó seguramente a estas tierras, antes de que Azara plantara sus reales en Roma. Hay un libro muy interesante a este respecto, que seguro conoce, pero que no me privo de recomendar:

    https://books.google.es/books?id=rOIQHDJsCdsC&pg=PA113&lpg=PA113&dq=%22Azara%22+WINCKELMANN&source=bl&ots=0pNaSYDpC1&sig=UxVGnltlDHwpB1hFSUTDCI4TsPc&hl=es&sa=X&ved=0ahUKEwiktvKRidHYAhXLWRQKHR8uBCg4ChDoAQg9MAQ#v=onepage&q=%22Azara%22%20WINCKELMANN&f=false

    He señalado las referencias a Azara que si funcionan con el link, quizá le resulte de más utilidad aún.

    En resumen, creo que la conexión entre uno y otro está en la mutua admiración centrada en Antonio Rafael Mengs, pero las fechas están muy ajustadas en cuanto a la posibilidad de que se conocieran personalmente…

    https://www.isdistribution.com/DocumentRender.aspx?aId=38850&asId=1

    Aunque el libro al que hace referencia se despacha a gusto en personas y hechos anteriores, el Conde de Fuentes al que hace referencia es de una generación posterior -nació en los 70 de aquél siglo-, y hasta donde me llega la memoria no hay referencia ni escrita en el libro, ni vista en las investigaciones que lo parieron, a Nicolás de Azara.

    Salud!

    1. Unas interesantes notas las que usted me da, por una parte me aclara y corrobora la posibilidad de que se conocieran, pero por otra me deja en mi sitio sin lograr una nota que nos haga sospechar que la dedicatoria tenga nada que ver desde el traducido Winckelmann a Azara,
      Más aun, me hace caer en la sospecha de que podrían haber sido rivales, ya que Winckelmann tiraba para Prusia, es decir les “marcaba” a los enviados de Federico el grande lo que tenían que comprar, me entraña que se dejase escapar esa biblioteca.
      Nos faltaría el dato de la fecha en que se realizó esa transacción de la biblioteca del cardenal alberichio
      Un saludo y “buena nieve para Iago”

      1. Alberico Archinto falleció en Roma el 30 de septiembre de 1758 y parece ser que la compra se cerró en el mayor de los secretos -hasta que se lograra llegara la totalidad de la biblioteca a Madrid- dos años después, en 1760, merced como ya le contaba en el comentario anterior a las gestiones del antecesor de Azara, Manuel de Roda.

        Lo de la rivalidad no lo se yo. Usted lo sabrá mejor, seguro. Pero creo que en lo poco que pudieron coincidir ambos, ocupaban posiciones que hacían más viable una tibia amistad o un leve conocimiento que una competencia militante.Prueba de ello es que en la extensísima bibliografía especializada que existe acerca de ambos, nada se dice sobre amistad o rivalidad, más allá del rumor de que pudieran conocerse…

        Salud!

  2. Al tal José Nicolás no lo conozco, pero a su hermano Félix, naturalista entre otras cosas, y precursor de la teoría de la evolución de las especies -Darwin lo tuvo muy en cuenta, citándolo en sus obras- muchísimo.
    Los Azara brothers, que fueron ciento y la madre, tocaron todas las teclas habidas y por haber, de la política a las ciencias pasando por el cardenalato.

      1. Los Azara fueron un ramificado linaje de infanzones que se remontan al Viejo Reyno de Aragón -un antepasado estuvo en la batalla del Alcoraz, cuando los aragoneses conquistaron Huesca a los musulmanes-. En Barbuñales, pueblo de procedencia de José Nicolás -y donde está enterrado, en un mausoleo sito en la iglesia parroquial- aún se mantiene en pie el casal remodelado de esta rama de la familia.

          1. Tú te refieres a la Casa de Turismo Rural, que también se llama Casa Azara. Pero no se trata del casal palaciego de “nuestros” Azara, que es otra, con mucho empaque, cerca de la iglesia. La casa “noble” sigue perteneciendo a los descendientes, que incluso poseen tierras en el pueblo.

Los comentarios están cerrados.