una cola in presionante

Morea y la cola de Jasón
Moreau y la cola de Jasón

Recuerdo un viejo chascarrillo de un marinero, en que en el pajarito dormido, tenía un tatuaje que ponía “recopla”, pero al poco de animarle y alegrarle la vida se desperezaba, estiraba el cuello y decían que había que leer: “recuerdo de constantinopla”.

Quería introducirles alegóricamente a mi in-presión cuando llegué en compañía de varias sobrinas y un amante despistado y con pocas ganas de ver arte, a los cuales dejé en la puerta de la fundación Mapfre en el paseo del prado de Madrid, en tanto corría a dejar el coche para que no se me pasara la vez. Pero al llegar, la cola estaba bien retorcida en el patio, vamos que de a tres veces más que en la calle,

Entrando por fin la cola por la puerta, y con ella alegre, comenzamos a frotarnos las unas contra los otros, intentando ver impresionismo,

– Pero ¡joder! ¿dónde lo han puesto?

Había de todo, muchas cosas raras escritas en la pared, para no decir Barbizón, muchos paisajes de Barbizón incluso puntillistas, pero poco, muy poco impresionismo, había: retratismo del bueno y del malo, clasicismo, neoclasicismo, un espárrago, simbolismo, chinismo (que llamo yo esto, a los pintureros al estilo japochino), y cinismo, mucho cinismo en querer colarnos una retrospectiva del impresionismo impresionante, in presionante, o dígase de quien te la quiere meter a presión. Poco más de 30 obras entre 150, Aunque alguna mítica como el Monet de la “Gare Saint-Lazare”, va un enterado que estaba justo viéndolo, que le decía a una esplendorosa rubia que se dejaba meter ideas, que había otros 3 más por lo menos, variaciones de ese, y me lo reventó. Y buscando es verdad. Así que a tomar morcillas el mito del bachillerato, …¡le iba yo a meter al gárrulo del profesor de historia del bachillerato!, ¡menudo mamón!. Les cuento, “la verdad”, que tiene casi tres metros, otro peazo chorba sin pelos en las ingles ni en los sobacos, y que no me pude traer, y las sobrinas con el cachondeo de los pelillos todo el rato, que desde Bouguereau andaban con ello,… bueno me pude traer el del adorno en la colita y al amante que no paraba de fijarse en eso si era o no era, y este,

Galatea te desprecia
El desprecio de Galatea

porque la pequeñez agobiante y frotativa de la sala que no deja ver los cuadros, además de la mala iluminación, esto lo dije en la salida a un azafaifo muy guapo, si van ustedes a lo mejor lo han solucionado, tiene un punto muerto en un rincón justo donde estaban estos de Moreau que ahora tales imágenes son tan mías como suyas, excepto la ministrísima y allegados a la sgae. Esta última a pesar de no lograr enfocarla del todo, (la ministra digo) deja ver el gesto de desprecio en lo labios, una pequeñísima mancha de color, de este hermoso cuadro, en definitiva la muestra es otro remate (7º u 8º ya) en alquiler del museo dÓrsay. “A caballo regalado, no hay que mirarle los dientes”, dirán ustedes. La cuestión es: ¿cuanto es el precio sombra conjunto que están pagando estas instituciones: caixa y caja-madrid comisioneados por la barrronesa y, ¿a cambio de cuanto-qué?. Curiosona, me gusta saber del pajarito, de su hermosura, de lo bien que canta y de lo grande o in presionante que puede llegar a ser, si me lo dicen en millones de euros como que trago menos saliva. Ignacio González por la comunidad de madrid , Gonzalez Sinde por la mancomunada ministerial y Juan Antonio Gómez-Angulo también en ayuntamiento común, se montan un trío, y se dan unas meriendas de negros a la cual no me invitan, y ya que lo pago yo, entre otras, y que furtivamente me obligan a moverme, me gustaría saber cabal en cuanto tengo que impresionarme.

¡Ah!, y cuidado con la exposición, que tiene mucho peligro para las sobrinas, muy didáctica sin quererlo.

8 comentarios sobre “una cola in presionante”

  1. Mire usté por donde que en otra ocasión le diría que ha de sentirse con fortuna de vivir en una ciudad en la que por lo menos se simulan cosas de tal pelaje. Que en mi pueblo, a parte de tuerceyerros y manchatelas del vecindario, poco de cultura hay que contar si no es que encima, con dos cojones -permítaseme la salida de tono- nos apuntamos a eso de ser capital de la cultura del año dosmilnosecuantos. Si los demás lo hacen, y su caso tiene tanta gracia como el nuestro, ¿porqué no?… Con la misma vendrá algún forastero más a comprar en las tiendas del alcalde.

    Eso es lo que le diría si me hubiera tomado la medicación de reflexión y sentido común. Pero como no me da la gana de hacerlo hoy, 21 de enero de 2010, le digo que, a lo que usted cuenta, seguramente nos han traído los saldillos del de Orsay con un poco de magro, eso sí, pa engañar. Que en este país, además de muy ignorantes, somos tontos y nos dejamos cabalgar por los señores que nos echan el pienso. Y no sigo por no aburrirle más

    Salud

  2. siga siga, que no me aburre, burra soy ya.
    Pero no anda desacertado, en general los beneficios directos se los lleva solo una zona, la zona de “las tiendas del alcalde”, como usted dice, mientras que los demás pocos beneficios directos obtienen y casi ninguno indirectos.
    Los beneficios del alma, empiezan a ser borrachera de museo dÓrsay, al que sospechosamente atiende caixa, (perdón), fundación caixa fundación mapfre y la baronesísima, con cuadros que ya repiten por tercera vez, en no más de 4 años, lo que me lleva a $osssssspechar que hay contrato$$$sss, pago$$$$sss, contraprestacione$$$$$s, entre todas las partes, incluyo a las tres administraciones pienso mal y acierto seguro, y que, yo no conozco,
    (la luz es buena para todo el mundo, para juzgar el criterio de los políticos, para juzgar la obra de una fundación, e incluso para juzgar una obra de arte)
    Va a venir a ser, que lo que parece servicio de una fundación es derivación onerosa de gasto público.
    En nada se parecen a la fundación http://www.march.es/ y en nada coincide con esas otras.

    Charles, la fnac me ha contestado que la editorial de su libro no le quiere distribuir este a ellos, (por si no le consta), lo estoy intentando por otros lados, ya le cuento…

  3. Creía que el trato con la editorial era producir intensos dolores de cabeza a todo aquél que comprara el libro una vez que se pusiera a leerlo, no mientras intenta hacerse con él. Nosotros durante su escritura nos habiamos esmerado en cumplir nuestra parte del pacto, pero parece ser que ellos no. Que se le va a hacer. Inténtalo con las memorias de Belén Esteban que seguro van por la 5ª edición y nos esperan en todas la librerias de bien.

    Si a pesar de todas estas advertencias, insistes en ello, prueba con cualquier de las direcciones que hay en Tornavientos. Agradecido quedo por el intento y, por supuesto, más lo estaré si me cuenta lo que le parece.

    Casualmente hace uno o dos días me enteré de lo de Orsay en Madrí, y me hice la idea de que aquello tenía que estar bien chulo. Uno ha visitado ese museo, como casi todo mortal, y le pirria el impresionismo y aledaños, por lo que sentí verdadero interes por saber que tipo de cocido iban a preparar en tan prometedor evento. Parece, si he entendido bien, que sí pero que no. Como siempre.

    Imagino que, como bien dices, al estar metidas en el puchero la Real Caixa, la baronía de Chisen y los gentilhombres de Mapre, algo de compadreo habrá en el tema y el cocido estará completo con todos sus sacramentos… No hago sino pasar todos los platos a la mesa últimamente. ¿Porqué será?.

    Si hay repetición como dices, creo que hay poco interes en mostrar nada nuevo. O simplemente desconocimiento de lo que se ha presentado antes, lo cual en la cuenta de resultados da lo mismo que lo primero.Poco importa, digo yo, si se trata de hacer lo que los ingleses en Azincourt: ir para decir que estuvieron allí, sin probar siquiera las andouillettes de Cambrai…

    Salud

  4. como no le contesté en la nota anterior y se lo debo, le re-contesto.
    Hace ya unos 8 años que subí la biografía de Picasso a la míamanera, el caso es que entonces fusilando, y fusilando leí una anécdota de este hombre que recuerdo que me hizo mucha gracia.
    Apolliner dió un refrigerio en un restaurante para agradecer a sus amigos el apoyo prestado a una de sus obras, ¿x? (ni siquiera sé si la anécdota es cierta, no lo corroboré, hay muchas falsas y esta puede ser otra), los amigos se presentaron con el libro bajo el brazo, y el que no, lo comentó, dando a entender que lo tenía y lo había leído, al final Apolliner llamó al camarero y bien alto dijo que hiciera notas para cada uno excepto de Picasso que a ese la cena se la pagaba él, no tardaron en romper el silencio alguno, y con sorna le dijeron, pero si Picasso dice que no te lee porque no te entiende, y ni ha comprado el libro,.. y Apolliner, yéndose para él y tomando un vaso para brindar, (esto último se lo estoy añadiendo) abiertamente les dijo: – pero se ha recorrido más de 100 librerías de París pidiendo el libro, que naturalmente aún no tenían, y el canalla, le ha pedido a más de veinte de mujeres que se lo regalen a escondidas, por lo que será éxito seguro.
    Así que buen amigo no tenga prisa en que le haga un guiño, que si puedo aguantaré como con Isabel hasta el final, en que me cazaron en el Hipercor de Pozuelo de Alarcón. Primero me doy una vuelta y me cercioro que no está en estantería, en navidades tenía una excusa muy buena que he perdido.., luego pido otro de compañía que de la sensación de ser persona recomendable para libros, estas navidades era Drácula de Bram Stoker,
    – ¿Me encuentras el Drácula de Bram Stoker corazón?-las más de las veces la contestación era-
    – tengo un drácula de braian stofquer- (o así, se ha debido vender como churros)-
    – No corazón, quería el clásico precisamente para que mi sobrina vea de donde viene todo esto de la película de luna nueva y eso, ¡oye!, ¿y? ¿no tendrás Dido, reina de Cartago que lo acaban de publicar?, lo quería para regalarlo, me han dicho que está muy pero que muy bien.
    – ¿Dido? Un momento, anteayer se llevaron uno y el ordenador dice que lo han repuesto, espera que voy a el almacén,- y ala venga, a la saca-.
    No lo he leído porque lo tenia bien disfrutado desde el principio en el blog, solo constaté que el actor anarkasis continuaba allí y no se había diluido, en la tinta de un burramato cabreado de Isabel. Pero con el suyo me va a picar la curiosidad.
    (Cuídese la vesícula).

  5. El objetivo del político está claro, salir en fotos cortando cintas. Si son cintas de pantanos, exposiciones impresionistas, impresionables o lo que sea no importa. Lo importante es salir. Y como al final pagamos nosotros pues tan contentos.

    Lo de los libros…

    No tengo ánimo. Me voy a trabajar.

  6. cuídese del trabajo que es muy malo para la salud, (decía un viejo chiste “fíjese si será malo que tienen que pagarnos para que vayamos”), así que a sus pacientes en la receta:
    1º nada de trabajar,….

  7. vos vení, con el disfraz de Clark Kent, o Lois Lane, mucho más fasssion
    un saludo y gracias por pasar por la metrópolis a mirar el sublime abismo de Caspar

Los comentarios están cerrados.