Teseo y los Albañiles

No me cabe ninguna duda que los clásicos estaban escritos por hombres y para hombres. Si repasamos las mil peripecias del bi-eteroasesuá o sea el “fundas” de Teseo, Siguiendo el estilo Heraclita, lo encontramos repartiendo hostias y matando a Perifetes, Sinis, Cerción, Procustes.. …Ya harto de propinar tan malos tratos a media Grecia, se fue de jovencitos, orientándolos en el laberinto de creta, matando al minotauro que se los disputaba en perderlos a él. Al parecer también costa, que se llevó al catre por lo menos a Perigune, Peribea,.. y se casó con Antíope, con Menalipa o con Hipólita, no sabemos si con las tres hermanas o que las tres eran hermanas de nombre, también le hizo firmar Fedra, luego de suicidarse esta tras el éxito, se fue este a declararle amistad eterna a Piritoo. Junto con algunos Argonautas, se fueron a joderles la vida a quien fuera menester, deporte homosexual preferido de los griegos muy reprochado por Aristóteles a Alejandro por su poca novedad, y ya de paso, el fundas aquél, todavía trincó a Helena niña, raptó que dicen los poetas…. , paraaaaaaaaa, para él, …. luego lo matan o se muere… y así.

Pero, ¿Y el pasaje en que Teseo desunce dos bueyes y se los tira a los albañiles al tejado? ¿eh, eh, que pasa con el?, Por razones más que obvias, si lo hubieran leído las mujeres sería el más recordado. Afirmo. Bien, pues antes de que desaparezca el gobierno de España de las mujeres de zapatero, el 20 de noviembre, o no, quería hacer mi aportación al ministerio de desigualdad, declarando que lo que dicen los albañiles no son piropos, y que el 99,22% de quienes los soportan no están satisfechos con ellos. Es decir: además de descortesía, suelen ir acompañados de desaire y grosería; por lo que deberían prohibirlos como el tabaco, o, darles una cartilla, y a quien le quiten 10 puntos, a clase a aprender a decir piropos, ¡hostia ya!.

Que tengan buen finde

5 comentarios sobre “Teseo y los Albañiles”

  1. Imagino que la cubierto del templo delfico quedaría un tanto combada con la llegada de la pareja de bueyes voladores. ¿Y a eso qué significado o intepretanción le daría el señor Robert Graves?. me gustaría saberlo, pues siempre me han parecido muy interesantes sus lecturas de la mitología griega.
    De cualquier modo, y si alguno de ello era hábil trinchador, podrían organizar una espectacular chuletada acompañada de una buena sidra y una tortilla de bacalao. Pourqoi non?.
    Le imagino finiquitando el cambio de sede, así que le deseo lo mejor, amigo mio.
    Salud y hasta el retonno.

  2. estoy hasta…, puff,¡y lo que me queda!, posiblemente el mes que viene también, completito en el Hades

    Charles, me llamó la atención este pasaje, que parece naif o sea de procedencia popular.
    R.Graves, este autor a los occidentales nos parece muy original, me incluyo, las cuatro chorradas que se de la India por ejemplo, seguramente se las debo a él, En mitos griegos en la pagina 380 (en pdf) hace una curiosa interpretación de este caso atribuyéndolo a una mala interpretación anterior de algún relieve, a mí,…. aquí, en este caso…, me parece un atrevimiento por su parte y un ejercicio de ciencia ficción, ya que no tiene el relieve como soporte para reinterpretarlo, hay una suposición temeraria a priori de que eso fuera así. A veces algo comúnmente popular recogido es como es, y punto, (Por tu tierra debe ser dificil explicar que un tal Celedón ande por ahí con un paraguas tirándose, no se si me explico..) aunque nos parezca absurdamente gracioso encajado en todo lo demás. yo creo que como chirigota de taberna griega, también cabe, ¡A ver!, si no tenía otra cosa más a mano que arrojarles, ofendida como yo,… pues les lanzó los bueyes y ya está.

    Un gran saludo

  3. Imagino el hartazgo de traslado. Nada, paciencia y suerte.

    Lo de la ilustración, la encontré trasteando por la red aquí: http://www.henri-riviere.org/v2/ Creo que vale la pena echarle un ojo. Para mi, que soy un profano en las cosas del arte, me gustó esé aspecto de comic impresionista que tienen las ilustraciones del tal Riviere.

    De Mister Graves, por supuesto que su criterio es el que es y entre cláramente dentro de lo más que discutible en esa materia. Pero hay que reconocerle al señor las ganas que puso y el beber de fuentes tan fiables -en aquél entonces-, como lo es la tan mencionada “Rama dorada” de Frazer. Yo conocí a este a través de aquél leyendo aquello de “La diosa blanca” y aunque sus tesis son más que discutibles, es indudable que es una fuente importante de inspiración en muchos sentidos.

    Gracias a esas lecturas, el que esto escribe fue arrastrado por la curiosidad a otras firmadas por Marvin Harris, el Mircea Eliade, J.C. Baroja -como no-, etc.. Lo cual es siempre de agradecer.

    De cualquier modo, disiento querido amigo y espero que por esto no me retire de la lista de candidatos para compartir en un futuro espero que próximo un armagnac o un manhatan, que lo mismo da. Disiento pues para mi, todo este tipo de cosas tienen una razón de ser y además hay una diferenciación básica entre las que son un mito o historia -la de los bueyes, por ejemplo- y las que lo que son rito repetitivo -el Celedón que mencionas-. Las primeras parecen querer dar una explicación a algo, las segundas tienen una finalidad mágica, por llamarla de algún modo.

    En este último caso estarían todas las fiestas que se celebran anualmente por doquier y, si particularizamos en el ejemplo que pusiste, simplemente se trata de que el tal Celedonio Alzola, hombre muy popular en las fiestas de Vitoria, continuara yendo a estas incluso después de muerto. Medio en serio, medio en broma así lo organizaron una cuadrilla de amigos hace más de 50 años. Y ya parece que es cosa de siglos. Este es el truco de los “usos inmemoriales”.

    Y me callo ya, que no me gusta extender en cosas que aunque me apasionan no entiendo. Simplemente quería aportar este punto de vista.

    Salud

  4. por ahí quería yo llegar,.. me gustan estas disertaciones disentidas, y eso de que no entiende y se calla, ¡¡¡¡vamos vamos vamos!!!….(antes de nada si duda, no me tenga en cuenta, pues solo soy un aficionada con la falda muy corta)
    Veamos, dentro de 2500 años alguien tiene que interpretar unas fotos digitales de una fiesta perdida donde un celedón parece descender del cielo, un R.Grabes de andispues con razonable opinión diría: “que se trata de un santo que sería ascendido al cielo por la virgen patrona y que con el rito festivo regresa del cielo para TRAER LA LLUVIA durante la sequía por la virgen para las fiestas, apoyándose en otra imagen donde aparece una virgen que eleva al cielo a un pastor santo que trajo la lluvia a su pueblo y que tiene al lado un paraguas, y que está localizado en… Cerrijuelos de Arriba. Lo que quiero decir es que R.Graves con b o con v, cierra la interpretación, sentando cátedra de una manera que apabulla. Quizás solo era un rito popular pachanguero, que como motivo tomaron al señor celedón para recordar que hay que ir todos los años a las fiestas…, a todo esto llegué ahí, porque es la explicación aproximada que escuché una vez de un “hispanistas” francés, que no conocía lo que usted bien conoce, el paraguas es el objeto que lo equivoca en intentar la explicación, lo bueyes volando puede que estén equivocando a R.Graves, pero si en alguna excavación arcaica, aparece un grabado en piedra donde se de esa situación unos arriba ¿albañiles? como trabajando y un tal o cual desunciendo unos bueyes… entonces, tendríamos que darle la razón, y decirle ¡oLe tus cojones R.Graves”!, pues sería una interpretación posterior popular casi seguro errónea.

    Si le ha interesado el tema de la dama blanca seguramente conocerá a Marija Gimbutas, Esta arqueóloga trabajó al revés que R.Graves, el motivo: le colgaron el sambenito de nazi porque la relacionaron con la univ. de Gotinga, aunque me parece que el doctorado lo hizo en Tübingen ¿serían sus profes, o yo no tengo el dato fresco?,,el caso es que la pobre no podía escribir tres lineas sin que la pusieran a caldo los robert-graves-adictos y alineados en paralelo, cosa fácil en temas prehistóricos, así que desarrolló un método explicoteo-deductivo muy curioso: ponía un montón de imágenes citando la procedencia, alrededor de un titular teórico, luego variaba el titular cuando variaban las imágenes, llegando a un digamos “porcojones” suma de los titulares, final difícil de rebatir hasta el momento, si encuentra algo de paralelo en mi web, no en forma teórica ni de pensamiento, no va por ahí, sino METODOLÓGICA, no sería casualidad, En cuanto a estos yo solo les reviso por lo “cabronazos” que fueron Marvin (su hijo, intelectualmente que digo yo), y Robert, dialécticamente con Marija al abrir otra vía más de explicación del origen de la cultura Europea cosa que ellos ya daban por explicada, por eso le “digo” a Robert cuando a mi me parece que le “cazo”, ¿dónde está la imagen del objeto que interpretas, Robert? (juas y rejuas…) Ya a posteriori, no se si habrá aguantado usted mi pesadez hasta aquí, me parece que el método cuasi-matemático de Marija + la explosiva reflexión de Graves sería un buen ideal, pero para eso hay que nacer más de 3 veces, y acompañarlo sobre todo con un poquito de humildad en mi chepa.

    Bueno la imagen que usted me dice ¿? no he dado aún con ella pero si que me ha resultado curiosa la página del enlace.
    El traslado me ha sentado fatal, el infierno luego de saberse ya una muerta, debe ser el desasosiego que crea una obra y una mudanza, pero en el infinito. A mi me queda la esperanza de que esto acabe algún día.
    El armagnac, le juro que me queda una, si no se ha roto en la caja donde la puse.
    a ver si logramos tirar de usted un poquitin je je je…

    un fuerte abrazo Charles

  5. Transcribo unos párrafos de un libro que posiblemente dentro de poco se publicará y que, aunque nada tiene que ver con todo esto, reproduce una anécdota contada por Mircea Eliade en uno de sus libros:

    Cuenta que llegó a conocer una balada recogida en Rumanía en la que se narraba que un joven, unos pocos días antes de su boda, fue empujado de un peñasco a su muerte por un hada montañesa celosamente enamorada de él. Al averiguar que esto había ocurrido unos cuarenta años antes, y que la novia vivía todavía, el investigador fue a entrevistarse con ella.

    Esta le contó que no hubo intervención sobrenatural alguna en la muerte de su entonces prometido, sino que simplemente se había tratado de una caída accidental en las montañas. Ella misma lo había presenciado, y no cabían dudas sobre la cuestión.

    Confrontada la gente del pueblo –muchos no habían siquiera nacido cuando ocurrió-, con la versión dada por ésta, todos la negaron por completo:

    – Está muy vieja y no sabe lo que dice — afirmaron los vecinos del pueblo—, la verdad es la que siempre se ha contado: lo mató un hada celosa.

    Con esto, a lo que voy es a que creo que todas esas historias que se cuentan y a las que se llaman mitos, tienen una razón de ser, un origen, aunque muchas veces éste tenga poco que ver con la realidad pero sí con la explicación que se ha dado a un hecho extraordinario. Ahí es por donde yo iba.

    En cuanto a lo del señor Graves, totalmente de acuerdo, puede sobre él la fabulación sobre el rigor científico. De hecho, que yo sepa, no era antropólogo ni cosa parecida, pero sí que para construir sus tesis empleaba o copiaba casi siempre de las de otros que, en aquél momento, podían estar más autorizados. para mí, que su mayor valor es el de la evocación, en cuanto que puede inspirar la creación de recursos literarios muy interesantes a mi gusto.

    Seguramente, si dentro de 3000 años alguien encontrara la imagen de un individuo bajando de los cielos con un paraguas, podría pensar que se trata del hermano de Mary Poppins, o centrarse en el paraguas y desarrollar una tesis doctoral sobre el simbolismo religioso del paraguas en las civilizaciones occidentales del siglo XX. pero más allá de esto, podría pensarse también en que habrá quienes reduzcan sus análisis a la investigación histórica y costumbrista del contexto en el que se desarrollo. Vamos, que siempre habrá de todo, como hay ahora quién pone en manos de los templarios, los extraterrestres, los rosacruces o la madre que les parió, todo aquello que no entienden, como antes se hacía con el diablo o los arcángeles del cielo. El rigor, en general, suele ser poco frecuente o, por decirlo de otra manera, abundarán siempre más los iluminados con tendencias mesiánicas que aquellos que buscan ceñirse a un rigor científico.

    De la Marija sólo puedo decirle que me suena el nombre pero, como le dije, mis conocimientos no llegan a tanto como para saber más de ella.

    Lo de la imagen, quizá le entendí mal, pues creí que se refería a la que encabeza mi última anotación.

    Tiren, tiren, que me comprometí en junio con nuestra común amiga a pasarme por allá a verles antes de que pasara un año. Haremos lo que se pueda, pues ganas no faltan.

    Perdóneme lo deshilachado de lo que le cuento, pero es que según le escribo voy cerrando maletas y calentando motores. Uno que se va.

    Por último, que no se que pasa, pero escribir aquí es un tanto complicado a veces, pues la columna de la derecha no deja ver parte de lo que se escribe. Por lo menos a mí.

    Salud y buen mes de agosto.

Los comentarios están cerrados.