Archivo de la etiqueta: hermafrodito

Lady Lever

Lady Lever es una galería de arte en Liverpool, que guarda quizás la mejor colección de pintura prerrafaelita. Es como un apartado del museo nacional de arte de Liverpool, así que si visitan esta ciudad, además de darse una vuelta por los parajes de los Beatles, seguro que lo que contiene lo apreciarán.

Lady Lever, también es una denominación “panota” de los guardianes del arte, de un estilo de hermafrodito que se le cree una linea o estilo a la manera de una de las pinturas de Pompeya, le pueden echar un vistazo en los hermafroditas arte romano

Como ese hermafrodita estaba en la Lady Lever gallery, esa  postura  tomó el nombre también de Lady Lever, que me suena curiosamente muy Lady.  Yo estaba buscando ese hermafrodita, pero encontré otro con esa denominación, ¿hermafrodita? por allí, que no tenía nada de hermafrodita, como yo digo, – No se le ve ningún atisbo del apellido,-   Donde capturé la imagen primeramente lo ponían con interrogación. Así que le seguí un poquito la pista.

 

Drawing_of_a_sculpture_-_Hermaphroditus_with_three_infants hermafrodita-brithis

 

hermaphrodite-National-Museums-Liverpool hermafrodito en el museo nacional de Liverpool

 

Sin mayor información, les relato lo poco que he conseguido. Esta bizarra escultura era un grupo, o sea un symplegma, término que usan los guardianes del arte, para lo bizarro, término vasariano, y que yo castellanizo  por simplegma,  que más o menos viene a ser un grupo escultórico erótico o erótico-pornográfico, con ménades, ninfas, sátiros.. en actos indecentes según quien lo mire.

El caso es que la obra, como otras que ya les he relatado, por ejemplo en la venus que no fue, al restaurarla se la modificó totalmente. No obstante, quedó un dibujo del original antes de la restauración recopilado  en la colección Townley, (ahora sus fondos en el Museo Británico, y que me costó encontrar), donde podemos apreciar a dos lascivos pequeñajos peleando por alcanzar el pecho derecho, mientras otro se está poniendo las botas “piyando” del  pecho izquierdo, y se aprecia el atributo o apellido que ha desaparecido, así como un vientre mucho más pronunciado, quizás tenso, y ahora plano. Osea, originalmente era un hermafrodito en estado orgásmico, que ahora aparece, reforzada la postura, en una Venus o Ariadna plácidamente dormida, muy repetida en múltiples obras.  

Este hermafrodito, si hubiera perdurado, hubiera sido una pieza única, tan rara que hubiera desplazado al Lady Lever tomando su nombre, pero… el puritanismo lo destrozó. El mismo puritanismo que no nos deja ver como era el arte en aquellos tiempos. Sin más que añadir.

La cama de Polícleto

Pues no se que es “la cama de Polícleto”, pero, si está encamao debe estar tumbao, Así que me da, que se trata de un desnudo entendido, tendido. Vamos que el Vasari nos andaba con que “hay ropa tendida” en tiempos de contrarreforma.
Yo me la juego a que se trataba de “el hermafrodito” una de las copias romanas, y más posiblemente el que está actualmente en Uffici. ¿Y quién andaba con aquesta cosa?, pues, coleccionaba estas cochinadas ni más ni menos que Ghiberti, justo al final de la vida viene relatado, para el que no se la quiera leer entera, ¡tres años hecha una ostra, a frase traducida por semana!, ,y  va, justo al final de la vida, y me entero que este tío no era un aburrido, que hacía santísimas puertas, puertas divinas, puertas del paraíso y tal y tal, para luego poder comprarse estos lujos, y esos torsos, ejem, ejem, ejem…. De resaltar que la vida la escribió después de la de Brunelleschi, y que sospeché desde entonces que así fue. Si hubiera entrado a su lectura pormenorizada, me hubiera dado cuenta que además lo escribe. Resalto que aún perdura por lo menos en Italia, el quién era mejor. En la wikitaly tienen reseñado el concurso de las puertas, (nada que no esté en esta vida), con su veneno y sus envidias. Yo recomiendo que repasen a Brunelleschi, y que aprecien la nota de que en la edición siguiente la Giuntina, mutila el discurso, ¿excesivo?, no de no, posiblemente fue apuntalado por el mismo Miguel Ángel, el mismo que le alaba en esta obra, ¿porqué no el mismo que le defenestra en la otra?. El discurso es fiel reflejo de dos ramas masónicas enfrentadas en Florencia. ¡Ah! ,y, aprecien como nos come el coco con el puto concurso de los cojones, y saboreen como entrelaza estas dos vidas, y como logró que chorrearan ríos de tinta luego del pasar de los tiempos. En estos, ya ven, 4 lineas, un culo al aire, y punto.