templo de Delfos

Quien mucho abarca poco aprieta

Delfos

me dijo la Pitia cuando visité Delfos.

Yo creí que se refería a que llevaba demasiados amantes a rastras por las tierras de Grecia. De aquello, ya hace tiempo, pero  ahora vislumbro mejor, que quizás se refería  a mi afición de llevar 100 cosas a la vez, y en vez de terminar una, empezar diez más.

Por llevarme la contraria, he acabado otra fuente de la historia del arte, Pausanias – Descripción de Grecia está acabado. El libro 10 – La Fócide, el último, está a su disposición. Como tienen derechos adquiridos, les he puesto letra grande y margen a ambos lados.

Por si quieren matar el tiempo un rato y buscarme alguna falta, que les agradecería poder quitar, les pongo alguna nota a ver si les incito:

¿Quieren saber de las Tíades,  o del Oráculo de Delfos ?  No era de Apolo en un principio, sufrió el negocio varios traspasos hasta que se asentó. Luego ya hubo hasta juegos Píticos, parecidos a los de Olimpia. De aquí en adelante describirá exhaustivamente , las obras de arte en Delfos , así como la misma ciudad y templo. Entremedias nos contará historias…. Herofile unas de las sibilas, y también cosas de las más principales pitias. No se a cuento de qué pero nos mete un capitulo entero con cosas de las islas Córcega y Cerdeña . Continua con la descripción de obras…Nos da un descanso, y nos explica la invansión por los galos de Grecia completa, resulta hasta ameno y curioso la proporción de tropas de las 2 batallas que se dieron en Maratón esta muy poco conocida. Prosigue con la descripción del templo de Delfos , luego  2 Cuadros de Polignoto  (recomiendo su lectura),  con la máxima de “Describir que no omitir” logra el elogio de Winckelmann, Termina Delfos y nos sube al Parnaso , siguiendo camino intentaremos ver a los fantasmas de Titorea y seguir con vida, continuamos camino recorriendo ciudades,  hasta Cirra el puerto de Delfos , algunas ciudades más y se despide. Delfos económicamente, era el banco de Grecia, las estatuas de plata bronce y oro, los fondos, y por ellos fue sistemáticamente saqueada, como nos cuenta en los saqueos de Delfos que yo me he saltado para dárselo al final.

 

9 comentarios sobre “Quien mucho abarca poco aprieta”

  1. Son muy listos estos de Delfos,… Siempre me ha sorprendido que sean capaces de concentrarse en sus oráculos con la ruidera que montan las cigarras o grillos que rondan por esos montes, y que son como puños de grandes. Menuda lectura no ha dejado usted para el verano…

  2. Al principio, en Ática y Megara, en el Libro I [3], hay una errata. Dice: Debe “comentare” cuando se supone que es comentarse.

    Seguiremos otro día, que esta noche es muy tarde…

    1. Hecho!, Te he puesto en ese libro también, letra tamaño 3 por si insistes, juas
      Los primeros libros están peor comentados, no tenía la “biblioteca” con lo que me he hecho poco a poco, para revisar a Winckelmann. Me pasa como al mismo Pausanias, el Libro I no tiene estructura, no van ordenados los paseos como si hace ya más adelante sobre todo en el libro X, podrías visitar Delfos tirando del libro. (Toda una aventura)
      Muchísima gracias por tu contribución
      Un Abrazo

  3. Está demostrado que “quien mucho abarca es porque tiene capacidad para ello“; el refranero puede ser enmendado y corregido.

    Bucearé en los enlaces pero con el propósito de aprender no de ejercer de corrector.

    1. Me lo tomo como un cumplido juas, sabe usted hacer de mis vicios virtud. juas y rejuas..Un abrazo

    2. Mi “corrección” es puramente de imprenta. O sea, de erratas… De eso he ejercido ya alguna vez para los amigos escritores, que dicen que el autor no puede corregir erratas porque tiene el libro en su cabeza y eso es lo que lee.

Los comentarios están cerrados.