John Currin & Lisa Yuskavage

Lisa Yuskavage

Lisa Yuskavage & John Currin, lo nuevo pero como que me suena mucho, me está pasando también con la música, variaciones sobre unas ideas ya viejas que facilitan la introducciòn del producto, en el fondo mas que arte parece producto…. no se no se….

2 comentarios sobre “John Currin & Lisa Yuskavage”

  1. La verdad que suena un montón, un poquito más de originalidad sería de agradecer, encima supongo que venderán sus obras a tropecientos mil. Anarkasis podríamos montar un negocillo, ¿qué tal se te da a ti esto de la pintura? Con poco que sepas copias al Moreau en plan chapucero y a forrarnos (me incluyo porque yo te hago de agente y mediadora, para que no tengas que recibir correos como esos que pusiste de muestra y que pueden distraerte del fin último, ganar pasta, esto, digo, crear arte…)

  2. decía que están cambiando actitudes, antes que se notara la mano de, o que se tuviera un deje a alguien, no estaba bien visto e infravaloraba las obras, de tal manera que se podía hacer una variación o un estudio de una obra portentosa pero ya por no ser original, se le ponía el apellido de copia. En el fondo esta regla no escrita excitaba a buscar a mejorar y a saber.

    ahora encima gusta, y se coloca como «original» y la gente va a una exposición reconoce el cuadro, (el reflejo), no lo ve en el título y encima no se mosquea ni monta el pollo, sino que dice:

    – ¡anda mira! eso se parece a Moreau,
    – y con MLLL,
    te dice embromado el galerista.
    – …y dicen que se está revalorizando mucho, tiene pedidos de todos los museos americanos y pinta muy poco.
    dice el ayudante del tocomocho dejándose oir la confidencia.
    – Y a mi, no me ha pintado el muy cerdo, voy a comprar este para prenderle fuego..
    se escucha al fondo para rematar la venta, mientras enseña pierna por la raja de la falda, al girarse el pichón.
    – Es una de sus exmantes solo pinta un cuadro de cada una.
    Dicen, La ilusa compradora enseña su visa a la despechada mientras le grita:
    – Te lo compro nena, si cenas conmigo y le prendemos fuego juntos.
    – No tienes suficiente dinero.
    Le contesta desde lejos la ahora empechada y escotada fundevisas. La función terminó, y el pichón se lleva para su casa 6 anarkasis, el orgullo ancho y la tonta de la secre abducida colgada del brazo pensando:
    -¡Que mujer!, no puedo dejarla escapar, y sabe de arte, o me mete mano o le meto yo aunque me despida.
    en la sala se oye:
    – diez pa ti, diez pa ti, diez pa ti, diez pa ti,
    Lady hace el reparto con mucho arte.

Los comentarios están cerrados.