Hostias terapéuticas, en tiempos de evangelización

Ahora ya no se lleva las imágenes de varones violentando a indefensas ninfas, no es políticamente correcto, aunque me parece, aún menos correcto, que el violento o biorapidillo, pues en esas circunstancias estimo que es dudoso que se tome alguien su tiempo, repita con quien no le amó, Si no le quiso, ¿para que repite y no mejor buscó otra?, Pero aún muchísimo menos correcto veo que esas ninfas vuelvan de nuevo con el violentador. Es algo que no puedo aguantar, cuando cuentan por televisión o en los periódicos, que ha sido maltratada y..» que volvió de nuevo a por mas hostias..» porque donde la hay mala las dan de regalo, es que iba y le daba yo otra hostia terapéutica, y perdonen mi mal humor, porque si te deja los bajos escocíos el chulo del robot, no pensará el gólglicoapolo que voy a volver por su cueva a que se friege conmigo y me manosee mientras rebusco. Para lo imprescindible, le mando a alquien a cobrarle los alquileres. Y por si alguna cueva quiere aprender sobre los antirritos gólglicos

6 comentarios sobre “Hostias terapéuticas, en tiempos de evangelización”

  1. Yo tampoco lo entiendo, querida anarkasis. ¿Cuál es la causa del retorno hostiero? ¿dependencia económica? ¿los niños? ¿el pueblo y el qué dirán? ¿la familia?
    A lo primero me hago puta.
    A lo segundo ni qué decir tiene que ganan en salud mental.
    A lo tercero que les den por saco.
    A lo cuarto idem
    vamos, que la jedi tampoco retornaría.

  2. Vere, yo regodeandome en la frase la doy la vuelta y escribiría enfermo o enfermos con un vínculo
    (a Valima como si no le contesto, estaŕá grogi todavía del fiestorro…)

  3. Lamentable. Tanto que me da la sensación que podría estar frivolizando al comentar sobre un asunto tan triste y desgarrador.
    Creo que la victima necesita ser reeducada y el culpable permanecer encerrado por los restos.
    Salud

  4. ningún juez va a meter a alguien mas allá de unos meses dependiendo de la magnitud de los golpes en la carcel por una agresión.
    El problema es el titular que viene detrás, y ahí te tengo que dar la razón en lo de frivolizar,
    «…con resultado de muerte»,
    y si ese puede ser el resultado, la medicina a aplicar no es medias tintas, sino la separación inmediata por decreto, quiera o no quiera victima y agredido.
    Si acabaron de hablar es que acabaron del todo, simplemente aún no se dan cuenta, y como a ñiños hay que tutelarles la separación.
    Existe otros casos, los peores donde no existe ni vínculo, y que tras el anonimato se esconde una fiera, pues en la casa de fieras lo debajaba «por los restos» como bien dices,
    Y como no le voy a quitar la razón a quien la tenga, el parasicólogo encargado de evaluar la rehabilitado que ponga todos sus bienes de fianza, y 5 milloncejos más de euros de aval bancario, antes de firmar..
    «Está totalmente rehabilitado y listo para reintegrase a la sociedad»

Los comentarios están cerrados.