Frente al pelotón de fusilamiento, en Comala: Yo, señor, no soy malo, aunque no me faltarían motivos para serlo.

Era ese tiempo de la canícula, cuando el aire de agosto sopla caliente, envenenado por el olor podrido de las saponarias.
El camino subía y bajaba: “Sube o baja según se va o se viene. Para el que va, sube; para él que viene, baja.”
-¿Cómo dice usted que se llama el pueblo que se ve allá abajo?
-Comala, señor.
-¿Está seguro de que ya es Comala?
-Seguro, señor.
-¿ Y por qué se ve esto tan triste?
-Son los tiempos, señor.
Yo imaginaba ver aquello a través de los recuerdos de mi madre; de su nostalgia, entre retazos de suspiros. Siempre vivió ella suspirando por Comala, por el retorno; pero jamás volvió. Ahora yo vengo en su lugar. Traigo los ojos con que ella miró estas cosas, porque me dio sus ojos para ver: “Hay allí, pasando el puerto de Los Colimotes, la vista muy hermosa de una llanura verde, algo amarilla por el maíz maduro. Desde ese lugar se ve Comala, blanqueando la tierra, iluminándola durante la noche.” Y su voz era secreta, casi apagada, como si hablara consigo misma… Mi madre.
-¿Y a qué va usted a Comala, si se puede saber? -oí que me preguntaban.
-Voy a ver a mi padre contesté.
-¡Ah! – dijo él.
Y volvimos al silencio.
Caminábamos cuesta abajo, oyendo el trote rebotado de los burros. Los ojos reventados por el sopor del sueño, en la canícula de agosto.
-Bonita fiesta le va a armar -volví a oír la voz del que iba allí a mi lado-. Se pondrá contento de ver a alguien después de tantos años que nadie viene por aquí.
Luego añadió:
-Sea usted quien sea, se alegrará de verlo.
En la reverberación del sol, la llanura parecía una laguna transparente, deshecha en vapores por donde se traslucía un horizonte gris. Y más allá, una línea de montañas. Y todavía más adelante, la más remota lejanía.
-¿Y qué trazas tiene su padre, si se puede saber?
-No lo conozco -le dije-. Sólo sé que se llama Pedro Páramo.

Me apasiona un culo escribir sobre literatura, me da envidia, entiendo poco, y no encuentro las relaciones precisas, y si doy con ellas no soy capaz de expresarlas al menos correctamente, La familia de Pascual Duarte 60 años, unas 800 referencias en blogs, Pédro Páramo 50 años, unas 70.000 referencias en blogs, 100 años de Soledad 40 años, unas 160.000 referencias en blogs. El señor de los anillos lo mismo me da que me da lo mismo, unas 430.000 referencias en blogs. Esto es lo que hay en el internet. Moraleja: si eres escritor, mejor si no sales nunca en la tele, y esto es lo que doy de sí posteando literatória.

después de escrito añado, pues me acusan de blandita, que esto me vino a cuento de:

http://www.bibliotecasvirtuales.com/biblioteca/LiteraturaLatinoamericana/rulfo/PedroParamo/

también (aunque observo errores)


http://mx.geocities.com/enigm_11/pedro1.htm

y, en la búsqueda de goolgle aparece la traductora a quien se han llevado al huerto y la han dejado preñá, el acento lo pongo yo como en Páramo y no lo pongan ustedes verán como aparece en el buscador

Pedro Páramo


por que a DON Juan Rulfo no debe importarle que su extraordinario libro ande por las red, (yo no tengo permiso aunque voy a intentar enterarme pues si me autoriza lo cuelgo). Esto me fascina, la obra desborda y se sale y tanto, que el propio autor renuncia ya a sus derechos, DON Juan Rulfo, como un señor, si señor, meritorio acto en vida, para una grandísima obra. Mientras que la fundacion de herederos de Camilo José Cela, perdón la heredera, tiene en la red, pero atrapado y estrujandole, tanto que de aquí a unos años de don Camilo no van a hablar ni las sombras, y veleteando, Gabriel García Marquez, periodista, y conocedor de los medios, no aparece ni para saludar, y esto le vende mucho, sobre todo en la red.


– don Gabriel, que usted ya es rico, riquísimo, cuelge usted mismo 100 años antes de que se le queden ñoños de soledad, y antes de que lo enreden. (sigo estando blandita, ya lo se)

13 comentarios sobre “Frente al pelotón de fusilamiento, en Comala: Yo, señor, no soy malo, aunque no me faltarían motivos para serlo.”

  1. Te estás convirtiendo en una blanda. Ten cuidado a ver si vas a empezar a emocionarnos ahora y echas tu fama por la ventana.

  2. ¡ahi!,
    que por alcanzar tan mal trato,
    libro de papel me volviera.
    y, “sin lustre de leído y disfrutado”,
    me quedara,
    que hoy,
    cantan las alondras en mi blog
    y soy feliz

  3. anarkasis además de blanda, la primavera te pone muy poética. Por cierto aun prefiriendo papel, Don Gabo haga caso a la anarkasis que sabe lo que se dice.

  4. Preferiría: sin lustre de sobado y disfrutado- digo, en el papel de, que Dª Ofelia se expresa muy bien.
    Menos choteo con las alondras. Va a ser una mezcla de Anarka y franciscano.

  5. Vere…es que me ha pillao con un par de los que cita leidos…Pero suelo entrar, y salir discreta, sin decir nada. Todavia no sé que es eso del kilobyte…y del pinturas del post anterior, ni te cuento…

    Es acomplejante este hombre…a ver si con lo de las alondras, se transmuta…

  6. Dª Ofelia, yo hago como que me entero de todo y no se me nota la cara de aparvado. Veo dificil que cambie con los pajarillos, se levanta al mediodía y, encima de Asis nada, que martiriza a los negros de cola roja y me los manda traumados pa mi finca.

  7. quesque lo mio no son las leeeetraas, ya es bastante que en este habeis posteao, todo un triunfo
    perdón
    ¿los doy por presentados u os presiento?
    -Vere, Ofelia
    -Ofelia, Vere
    me da que os vais a llevar muy bien, y que esto me va a causar problemas de reputación…..

    anarka-franciscano ummm , una Savonarola?, esto no está tocao, no me des ideas Vere,

  8. Pa mi que los cien años de soleares es algo muy por encima de la media, si señor, que cuando uno lo lee, y lo lee cuando debe -según se sale de Kafka y Vian, camino de la mayoría de edad-, queda marcado para siempre por un nosequé hipnótico que cada vez que lo oye mentar le viene muchas y bellas cosas a la cabeza, !quién lo diría!.

    Igual es porque todos se acuerdan de ello ahora que se hace un aniversario oficial y hace dos Pedrito cumplió 50 y apenas se dijo ni mu.

    Salud y buenos dias de fiesta

  9. pues sí, los 100, yo, aconsejo leerlo o releerlo en verano, debajo una higuera con algo fresco al lado y HIELO en el vaso, para mejor recuerdo…je je je,

    a Pedrito también le va el verano pero tiene que ser un día de verano tormentoso, eléctrico, de esos que se abren las puertas solas y no sabes por qué, solo que contestas – adiós coño, adiós….
    a don Camilo cualquier día malo malo de cojones, de no salir ni a cagar afuera.

    que ellos se paguen sus deudas estilísticas y lingüísticas que el tiempo aún es poco para rematarles

    buenas fiestas charles

  10. Soy un maleducado, muchas gracias por la presentación Anarkasis, y encantado Ofelia ( si se me permite apear el tratamiento). De acuerdo completamente Charles, leido en su momento…no podría separarlo de una edad, y luego otras lecturas no me han aguantado el recuerdo. Pues eso, a disfrutar

  11. Muy señores mios…

    No se empeñen en matizarme. Solo faltaba que en el cibermundo se pueda ser de todo menos especialista en cagadillas.

    Si nos define dice sobradamente nuestra visión de empresa…”Herederos de Lopez S.A. orienta su actividad empresarial a la implementación de sistemas de gestión especializados en desastres y desatinos”.

    Atentamente,
    Ofelia

    Pd. Leido y releido, me ha costado un par de veces pillarlo.
    Ya sé cómo se siente Sofia Mazagatos.

    Un placer, Vere…

Los comentarios están cerrados.