El tamaño si que importa

en una exposición como «las lágrimas de eros» llegas a la puerta con infantes de la mano y ya empiezan a mirarte rara rara, rara,… Entras y también, te miran rara, rara, rara, cuando te pones a jugar al veo veo…
– Veo veo una cosita que empieza con la letrita Pi,
huy perdón, he dicho p
– ¡Pi-li-la!,
-No
– Pin-tu-ra
-No
– Pico, es pico,
– El que tu tienes corazón, que nó de nó,,
– Picardía,- Dice una señora mayor entre divertida y sorprendida de ver los pimpollos sin ningún problema viendo las obras..- le sobra picardía,
– Bueno – Salta Picajosa, la compañera, – la que tu tienes, acércate a un quiosco a comprar cromos de princesas, ya verás lo que es picardía- dirigiéndose a la más pequeña- ¿tu coleccionas cromos de princesas?
-¡ Anda ya! , eso es de pijas, que juegan a los novios, yo colecciono pokemon y tengo varios legendarios.
La colección es acta para todos los públicos, aviso a navegantes, cosa que no ha hecho el comisario, quizás piensa que esto atraiga aún a más gente, y, posiblemente sea así, durante mi visita, estaba a tope, y ni un menor, esto es un mal entendido menor, como toda la exposición, el guión de Bataille, no es el guión de Bataille, hay churras con meninas, y algún Philip Pearlstein, que no se que hace allí ¿?, y en general un gran lío de obras en una linea totalmente difusa. En el fondo algo parecido a la vida y obra de Bataille, igual es un homenaje al susodicho y no me he enterado, o, igual faltaban unos cuantos látigos y alguna «afoto» desnuda de su mujer,… Yo no me llevé a Engaño, porque no quiso venir, viendo antes las obras en la web, y estas le decían que eso era: totalmente acto para todos los públicos.
Tenía la ventaja de conocer las obras, pero no su tamaño, y esto importa, realmente lo que me importaba de la exposición era conocer algunas de las obras de tu a tu, y alguna Cleopatra que tenía como otra más, impresiona, y algún sueño de Endymión, decepciona. No sé como la luna logró tener más de cincuenta hijos con esa cosita tan pequeña, y entre todas ellas encontré la siguiente obra:

Antonio Canova
Antonio Canova

rara, rara, rara, búsquenla en internet, o en algún compendio de obras de Antonio Cánova, nanai de nanai, así que sin más me la traje pacá.
Canova es un gran entendido en «lágrimas de eros», solo con este autor se podría marcar una linea, lo suficientemente clara para abarcar desde allí el tema. El comisario Guillermo Solana, no precisa con obras esas petite mort encubiertas, más bien entreabre una cortinilla e intenta «clarear» el tema eros, y este, claro, llora.
– y si os dais, es con Pi de Picha. Porque con buena Picha bien se jodE.

9 comentarios sobre “El tamaño si que importa”

  1. !Por Zeus, que creo que he viajado en el tiempo y estoy leyendo una anotación que saldrá mañana!, pos entonces la comentaré…

  2. Querida, estoy de acuerdo contigo. Que a mí la exposición me ha dejado como un no sé qué de desazón y de como que no. Confesaré que no he leído el Bataille, mea culpa, pero salvo excepciones muy concretas,
    me decepcionó y mucho. Que da la impresión de que este otoño en la Villa y Corte se está tirando mucho de retales y cantera y como que no es lo mismo. Y lo de no avisar que es «apta para todos los públicos»
    a lo mejor tampoco habría hecho mucha falta que hay personal que autocensura su familia, sin necesidad de ayudas. Todavía me acuerdo de la contienda verbal con una vieja urraca que tuve en el Prado hace
    muchos años, por llevar a mi sobrino pequeño de 8 años a ver desnudos y preguntarle que qué le parecían. Besos grandes.
    PD Todavía estoy esperando contestación de Roma. Cuando sepa algo te lo digo. Besos, querida.

  3. A usted la he seguido por más tiempo por la página que tiene de Arte. Recién ingreso a su blog.

    El gusto que tiene por difundir el erotismo es algo de un tamaño para dar de lleno.

    Gracias por compartir ese gusto; de verdad, cómo ennoblece.

  4. Las cosas del cesar llevan su tiempo Freia,

    siendo consecuentes Jol, de ahora en adelante debería llamarme noble-Anarkasis, ….estimada y noble Anarkasis, suena bien, ….. nobilísima Anarkais…bufff (¡¡que bien suena!!)… mi muy noble Anarkasis… 😉 juas, tengo que ver de poner mi escudo de armaS

  5. Hablando de égidas, eso sí, yo no sé por qué el nombre. Acaso no crees en un gobierno, quieres asesinar el Estado, qué.

    La respuesta capaz es a quemarropa. Me pongo enfrente una tapa de olla, que de realeza solo tengo la marca de cocina.

  6. Estuve el otro día, sin mucha ilusión entré y así me marché. Lo mejor que me acordé de vosotros, muchos de los temas y de los cuadros los habíamos tratado en nuestros blogs y era un poco como estar en casa. Siempre se agradece volver a ver algún cuadro conocido como La encantadora de serpientes, y descubrir alguno como el Courbet. Eso y las ganas de repasar al Bataille..ya es algo, y si añades los tonos del Retiro, superar la aventura de los socavones y comprar algún libro, me doy por satisfecho.

Los comentarios están cerrados.