buscando un motivo para no cerrar

Crescencia 

104 años me parecen muchos años. Pero es un objetivo alcanzable. Si mi tia los ha cumplido,  yo y mi blog podríamos cumplirlos, y mantenerla a ella viva unos cuantos decenios más.

Nota a los dioses: No os estoy desafiando, es un pensamiento sin arrogancia ninguna, luego de ser evidente que voy a morir, y que puedo ver, ya por aproximación, mis huesos a través de su piel.

5 comentarios sobre “buscando un motivo para no cerrar”

  1. Salud!, y 104 años más.

    luego… pienso yo, que eso de sacrificios, era una juerga “mu sacrificá”, asar un cordero, y libaciones con vino. ¡menudo sacrifio costaba! juas

  2. Ayer enterré a un tío al que solo le faltaban unos meses para cumplir el siglo, pero yo no me apuntaría a vivir tanto y creo que él tampoco si le hubieran preguntado.

  3. Hola Senior citizen, Yo conozco a la viejecilla de caracter severo y áspera de conversación, y ésta… no se ha querido morir nunca. (En algunas visitas me reconoce, en otras no, pero parece seguir consciente. Y con un poco de apoyo anda y se desplaza, yo así, casi firmaba.

    Le deseo que tenga un buen mañana Salamandra, y otro, y otro.

Los comentarios están cerrados.