Archivo de la etiqueta: mac

Arco 2014 . Todos los galeristas tienen un mac en la mesa, y una obra de arte en el suelo

Loquillo de fondo. Generalizar en el arte, es tan sumamente negativo, como sargentizar. Una feria de este calibre militar, tendría que tener más ruido. Pero parece todo una parva de muertos, término políticamente incorrecto. Debería escribir, como escuché mas de una decena de veces, “me pareció”. Les aseguro que no escuché ningún: “menuda mierda”,  “eso está más visto que el tebeo”, “selaescnucao la neurona”, ni siquiea un “¡dios que asco!”, que  al menos,  me hubiera puesto algo positivo en mi reseco espírito, Porque todo es andrógino. anarkasis-DSCN5555-arco-2014-mac2Sospecho que tal vaguedad, tal iniquidad de manera generalizada, nace de los propios galeristas enamorados de Steve Jobs, en grado tal, y comunión tan particular, y singular como el arte mismo que nos exponen. Parecen por las obras los artistas, operados de ovarios o guevos.

Todo se parece a todo, como un pastelito para insertar en el salón al lado del mac. Todo lo expuesto, pega con un mac, como si todo el arte estuviera en comunión con un mac, resultando “mac”, la clave del arte en la exposición arco 2014,  porque todos los galeristas tienen un mac encima de su mesa, y una obra de arte en el suelo. A cada cual el lugar que les corresponde, según ellos.

No tengo ganas de escribir sobre políticos incorrectos en otoño,  que tienen gestorías que cobran, no por la gestión, sino por la “gestión”, que nos están dejando un país en invierno perpetuo. No tengo ganas ni de escribir, ni tampoco de leer. Esta segunda enfermedad, sería preocupante para un intelectual, pero para la incorrecta de mi no. Desde mi móvil, chino, nuevo, logro recoger donde me quedé, hace mucho, y leo, de como se relee, a ese muchacho volviendo de Combray, donde describe en meridiana escritura como aparecen y desaparecen las tres torres en el horizonte del paisaje. Parece decirnos, honestamente -¡Pero bueno!, si describes aún así, o lo dejas o te echas palante, pero muy palante.- Que incluso él, cuando empezaba, patito feo antes que swan, no lo hacía bien. Vasari como historiador, se forjó en la mejor fragua, la Italiana. Y no dudo que la primera lectura, de su primera vida, no le terminaría de gustar, o alguien le dijo: “Esto sobra, Estás describiendo historia”. Pero él la dejó quizás en auto homenaje y como lección quizás también, esa vida queda, (que yo creo que es la primera que escribió), vida de Andrea Sansovino también como lección,  Yo no no lo hacía bien ni cuando lo empezaba ni ahorita mismo tampoco, porque lo que natura no da,  Salamanca no presta, ni el esfuerzo lo suple. También subí a los Sangallo , Guglielmo da Marcilla , El Cronaca , David y Benedetto Ghirlandai , Domenico Puligo , Andrea da fiesole , Vincenzo da San Giminiano , Benedetto da Rovezzano , Baccio da Monte Lupo . Todos ellos bastante mal tratados de los traductores de Cátedra en la 1º edición, parecen morralla  y relleno que nadie va a leer, (y pueden tener razón), como muestra lo mal tratados de internet. Creo que apostaría ganando  a que  la imagen menos conocida en la web de Leonardo da Vinci, está replicada más de 1.000.000 de veces, mientras, yo que me he dejado unas cuantas imágenes de obras que existiendo, no he logrado dar con ellas para “iluminar” la biografía a esos autores de más arriba, ni batiendo los keys en bastantes idiomas. Para dar con algunas me ha costado tres días de intentos, (y esto empieza a quemarme). Entre lo que encuentro y lo que me encuentran, creo que no voy a acabar nunca. Iago, un bloguero próximo, pronostico, me mandó en su onomástica una reducida que debió encontrar en librería antigua, y que me dió mucha alegría, de: Mi vida – Benvenuto Cellini , y aproveché para obligarme a leérmela, en unos momentos muertos al comenzar las mañanas, pero algunas referencias y contrastes con Vasari me hicieron buscar y buscar y buscar, y encontre la mitad traducida por un lado, y la otra mitad anotada en inglés, que he fusilado como he podido, para enlazarla correctamente e ir arreglándola. A quien le sirva. Para eso está, tiene al final una buena cantidad de epistolario.