Archivo de la etiqueta: desnudando trapos

heroinaS

heroinas
exposición heroínas

La pregunta vital, que le hice a mi sobrina, fue- ¿Cual de las chicas te gustó más de todo este gran montón?- Y la respuesta – Gentileschi – ¿Y por qué?, – Le pregunté – No sé, me parece más cuadro que los otros.. – Y esto es lo que debería haber.

Heroinas”, al oido es el título de una exposición de cuadros en Madrid, problema ninguno, excepto que me han jodido varios artistas que no conocía, es decir no conocía su xexología, y ahora los tengo por femeninoninas. Es lo que tiene de bueno los nombres raros en otros idiomas , que no puedes sacar conclusiones , hasta que te las sacan por ti misma. Si el arte, he escrito, es posiblemente la actividad humana más neutra en el resultado, hoy en día no es así. Una obra de Frida Kahlo vale 5 veces más que la de su maestro amante y retocador de obras suyas, el genial Diego Rivera. Y esto no es justo, ni para la historia de Frida, ni para Diego ni para el arte. LLevo demasiados almuerzos de arte en femenino, y termino art+@

Gratis total en caja Madrid, poca vigilancia, puedes usar la cámara con discreción, la otra parte de la exposición en el tisen, no he ido a verla, salió en la tele la baronesa acusada por vil mente en torno a esta exposición de “heroína del arte”, ¡¡Esta mujer que no distinguía un Rubens de un Giacometti!!, luego de casarse con el dueño de la colección que heredó…se le afilaron las uñas, lo cual no quiere decir que haya empezado a gustar del arte, ni dejado de amar el mucho dinero por la virtud, ni siquiera sé que amamante virtuosos en alegórica caridad.

Otros: Por motivos ajenos no estoy agregando el “nuevo” en la página de arte pero… si se fijan a la derecha abajo donde eroticón, hay un feeeed de esos que están poniendo nervioso a gloglito pues no se entera de donde llegan, ni quien ni de donde vienen, yo tampoco, (Se lo copié al brujo, a ver si me dice el programa con el que lo hizo, que a manubrio me cuesta) y que si se lo agregan les va a ir chivando las novedades… y entre otras me hizo llegar Charles amabilísimamente, dos publicaciones sobre Pompeya, y Cranach, seguramente avergonzado de conocer en internet a tan inexacta y caprichosa persona y poner algún coto más cierto a lo que “sube”, o por pura amistad, pero que me han venido muy bien, (desde aquí le doy las GRACIAS), sobre todo para fechar y recolocar muchas obras, espero que las disfruten. También mejoré a Rubens, gracias a la exposición del Prado y una buena remesa que me traje del Louvre, y tratando a Rubens no tuve más remedio que tocar a Jordaens. Y entre imagen e imagen terminé la vida de León Battista Alberti de quien ya os subí una obra. Con él empiezo a entrever a dos facciones masonicas pugnando en Florencia durante el renacimiento, la de los chicos de Vasari, y la otra, y se les puede poner nombres de sus componentes, en una línea del tiempo. Como leen, esto es mirarse el ombligo, y más de lo mismo, en fin, que entiendo que la gente se vaya a facegol… snif.

un adefesio se interpone entre Adriano y Antínoo

Madrid, Febrero de 2011, en la sala del amor eterno entre Adriano y Antínoo en el Museo del Prado, ha aparecido un, no se que, modernista, todo lleno de ropa estucada hasta las cejas. En él se repiensa una situación entre Nerón y Séneca, obra de Eduardo Barrón González, antiguo restaurador de este museo. Calificada en la página M. del prado con adjetivos como: “la complejidad, el extraordinario detallismo y el dominio técnico con el que realizó esta pieza”. Un detallico , y recuerden que está hecho en escayola, observen la mano y el pelo de Séneca, y el extraordinario detallismo, a su lado, que querrán decir y no entendimos.

Anteriormente estaba en su lugar una obra romana, con una durmiente semidesnuda, la cual daba lugar a jocosos comentarios de los otros compañeros, y compañeras inmóviles, que parecían carraspear intentando llamar la atención de Adriano.

Aclaro , que lo que ven mis ojos, no tiene porque ser así, es decir, la fina y exquisita colocación de los mármoles quizás es solo maldad en mi cabeza. Quizás la nebulosa de la sala de paso hacia Goya, la llamada rotonda de Ariadna, y en otra dirección hacia las salitas de escultura del Prado, que paréceme desvanecida, sea todo lo contrario. Si a mí se me antoja que la clave está en Adriano, girado para mirar descaradamente a Atínoo, esto solo sea una casualidad. Y que la durmiente no pareciera estar despechada, despechada (a ver como la retornan), despechada en medio de ellos, de aquellos que la ignoran. Insisto en que todo está solo en mi cabeza, y que El orador algo indignado no está también girado intentando ignorar a estos, y así mismo, también rogando la atención y el juicio a los jueces, ¿esto es así, lo repite la compañera del orador?, ¿también está sutilmente girada La venus del delfín ? , por que al otro lado también está otra pareja de parecidas actitudes. Dioniso intenta un giro sutil, con una mueca de menosprecio envidioso mientras nos ofrece su encanto y vino para atraernos, y ya en la desesperanza de esta hermosa joven, todos piden y esperan el juicio a su favor de los mayores, Baco enmascarado de serio , y un hombre justo, el tiranicida Aristogitón que sabedor en sus carnes, consiente hasta el infinito de los tiempos en ese amor desmedido del amante hacia su bello amado.

Como ya les dije, quizás alguien puso las estatuas en esta diligencia para representar algo, un guiño, que los guías no pueden ya explicar, pues de tanto verlas de paso, no lo encuentran, pero que algunos gafapastas pueden que agradecan, o puede que solo yo los vea, puede que el descendimiento de Roger van der Weryden y el perro enterrado de Goya los hayan puesto equidistantes como el alfa y omega del arte en el M.del Prado, o puede que no, que solo sea una casualidad. Si no fuera así, alguien ha entrado como un elefante en una cacharrería, moviendo obras si preguntar a nadie que hacían allí y porqué esas obras. O, puede que no, que los decoradores, hombres honrados, que han añadido esos focos a esas esculturas hayan tenido la culpa de que yo les saque esas muecas, que no el escultor, este si que era un hombre honrado, no tenía un foco que sacaba sombras sino luz natural, la que les niega el museo. OBSERVEN NUEVAMENTE la fotografía primera y vean como las ventanas tienen tan velada la luz natural que parecen opacas. Puede que la nube velada de la estupidez se haya instalado en mi cabeza y no me deje ver que esa luz puede estropear las esculturas….(¿y verter su inmaculada sangre, no es así?), digo que una cosa es preservar las esculturas del hielo y otra, es alcanzar como hombre honrado el título de técnico en sombras sobre esculturas romanas, osea gilipollas docente con título de restaurador en el Prado. También puede, que el elefante entrando en la cacharreria sea yo, pues son hombres honrados como Bruto, y que se me escape alguna genial sutileza, de esas de las que atraían a apasionados visitantes al Prado. Ahora viene una honrada chusma resacosa de un viaje planificado a la noche de Madrid, que en una sala del XIX le pregunta al vigilante si eso es del Greco. Pero aunque Bruto es un hombre honrado yo vengo a leeros el testamento del M.del Prado. Si me dejais. Y si quieren saber algo más sobre hombres honrados en y por las mujeres de Roma.

el escaparate mejor de todos los tiempos

…mientras no se muestre algo que lo supere. Los zapateros

Para poder recibir ese premio tiene que cumplir los siguientes requisitos:

Tiene que vender un producto, generalmente ropa.

Esta ropa tiene que estar representada en todas sus gamas de la más cara a la más barata, y con todos los colores posibles, de tal manera que el espectador llegue perfectamente a verse en el maniquí, tal como le quedaría a él.

Los maniquís deben guardar las proporciones naturales y en todo lo posible representar fielmente la edad física para soportar en consecuencia la ropa.

El producto debe de estar plegado en el mayor número de formas posibles, y por ello, los maniquís deben estar en el mayor número de posiciones y variaciones posibles, una manga para arriba, otra para abajo otra recogida, una pierna estirada…

No importa como queden de apretados, dentro de una estética no aberrante, el espacio debe de estar rellenado en lo máximo posible con el producto sujetado en los maniquíes.

Y por fin, salvando todos los demás puntos, será mejor el que menos parezca un escaparate y logre transfigurarse engañándonos.

Y, posiblemente, y hasta que no se demuestre lo contrario, el escaparate que cumple todas las características de este premio es: El tempranísimo descendimiento de Roger Van der Weyden, hacia el 1435. Donde el último de los requisitos lo sigue cumpliendo a la perfección. Ya, que, los profesores de secundaria siguen explicándolo como “un cuadro singular en el arte sacro. Donde las diagonales y tal y tal “..¡no caben dentro coño!, ¡NO CABEN, ¿NO LO VEN?!, y los pone de manera que a pesar de ello, se vean. De ahí lo retorcido de la escena, 10 maniquís casi de tamano real en un espacio de 2,60 metros, toda una lección de composición escaparatista. Los cuadros con largos mantos, y ropas expositivas, son escaparates, y catálogos, en tiempos donde las mozas pudientes de compras caras, tuvieran de donde elegir. Poco espacio podían recorrer en toda Europa, o sea de su casa a la Iglesia y poco más, es decir: el mejor sitio donde poner un escaparate era, las mismas iglesias. Muchos de los cuadros eran sufragados por los gremios de comerciantes y sobre todo, los gremios afines al tema: el gremio de la lana, de la costura, del bordado..,etc. En otros casos se obligaba amigablemente a sufragarlos a los gremios indirectos. En una ciudad que vivia del comercio de la tela, Lovaina, el gremio de ballesteros pagó esta obra, no por amor al arte ni a la teología. María de Asburgo, estando de rebajas por esos lares, visitando la capilla, decidió llevarse el muestrario entero (les dejó una copia), y así no tener que andar discutiendo con los modistos, de como quería el punto del bordado y la caída….Y además, dicen, que coleccionaba arte. Contrariamente al pensar general del renacimiento, e incluso en el barroco, donde quien hace los desnudos es el artista y la ropa los ayudantes, tanto es así que el mismo Rubens, apostolaba a sus sus chicos del taller y conocidos, como gente de mal gusto y poco arte en el pincel, de quien se dedicaba al negocio de pintar las telas. Pero aquí el intrépido y casi paisano suyo, Roger, mucho tiempo atrás, nos da la lección de las lecciones, $Si quieres que algo quede bien, lo tienes que hacer tu mismo, el desnudo y las telas$, y si quieren saber más de Roger en el blog de Isabel Warleta