las faltas de Miguel Ángel Buonarroti

Poniéndole faltas a Michelangelo Buonarroti.

¿Quién es el atrevido?. Ni más ni menos que Winckelmann, aquí , y no puedo darles la imagen, porque no sé a qué cristo que vió hecho un cristo, se refiere. Yo sospecho que se trata del que sostiene su hermana o su novia… ¡Vaya usted a saber! lo que tenía en su joven cabeza cuando la hizo, y que llaman la piedad,  pero que es imposible que refleje quien la sostiene a su madre, como intenta nuestro cerebro asimilar falsamente como la  que le sostiene.  ¿Hay algún problema en que esa piedad sea “la piedad de la Magdalena”, por ejemplo?. Quiero añadir, que por más que intenten verla actualmente, cuasi en alto, y con un cristal plástico por en medio, tal como yo la vi a mano derecha justo a la entrada del Vaticano, mal van a poder juzgar,  mientras que el Winckelmann seguramente la pudo hasta pasar la mano y tomarle el tacto, cosa que acostumbraba. Así que poco podría discutir con él.

Centrándonos, ¿Se les ocurre a vuesas mercedes otro Cristo?,

Corrigiendo me. 9/10/2016, MIL PERDONES

Posiblemente el error está en mi traducción farragosa de un párrafo farragoso para mi, con el que les he llevado a engaño incluso yo mismamente sin proponérmelo.

Si leemos todo el párrafo de corrido, quizás nos empiece a saltar la luz. Ya antes les había informado que Winckelmann daba toda la sensación de que intentaba una GUÍA DE TURISTAS COMPLEMENTARIA  a las vidas de Vasari, obviamente nos está metiendo de clavo, obras y autores que no pudo incluir Vasari o que olvidó, o no vio, por ejemplo esa nota a un dibujo de Raphael , con las siguientes pasa los mismo,  Carracci, incluso el salvador del Leonardo da Vinci que gracias a su reseña se postuló su existencia, y que recientemente dicen ser el de National Galery de Londres. Luego, si leemos de nuevo, no necesariamente tiene que hacer referencia a una cabeza de Miguel Ángel, quizás está llamando viles a todas incluidas las de Miguel Ángel,  por arrastras la barba   medieval, diciéndolo de una manera introductoria al tema.  Me parece que eso si daría sentido al texto.

11 pensamientos en “las faltas de Miguel Ángel Buonarroti”

  1. Supongo que ya habrá consultado en las diferentes ediciones del tal Winckelmann que hay en inet para ver si en alguna se hace referencia al xto en cuestión… Trastearé un poco este finde por si se me asoma por algún lado, aunque tampoco es que de muchas pistas.

    Salud!

  2. El caso es que esa parte en que mete al Cristo Salvador, no está en la primera edición, y no hay ninguna 2º edición comentada o con las obras, (que yo sepa)

    Marga Fernandez Villaverde, propone el Salvador de la Minerva, pero esto implicaría 2 cosas juntas,
    a) Que conocía la existencia del Salvador de San Vincenzo Martir para dar sentido al “por las de Miguel Angel” ( varias obras), que en principio parece un comodín genérico.
    b) Que desconocía que el de la Minerva no es de Miguel Angel, por lo menos no enteramente, ya que al parecer la acabaron Pietro Urbano y Federico Frizzi, con lo que sabía y sobre todo de obras de Roma.
    La explicación cabría, pero pero,…
    No doy la cosa por cerrada

    Un saludo Charles

    1. Hola Cartuja
      La piedad la empezó con 23 años y la termino con 24, ¿No podemos sospechar un ataque de rebeldía renacentista, más que un ataque de hermosura?, Yo creo que es nuestro cerebro el que nos engaña, de tanto verla como la virgen.

  3. Le he dado alguna vuelta, y no tengo nada claro-y si se trata de la piedad de Miguel Angel que hay en San Pedro, hay quién lo explica aludiendo a la eternidad de la belleza y al recuerdo de la madre perdida por el autor siendo un niño:

    http://www.thecultureconcept.com/sculpture-art-at-the-pinnacle-of-what-is-possible

    Aunque yo creo sin duda que se refiere a esta:

    https://es.wikipedia.org/wiki/Piedad_Rondanini

    Tal y como lo he deducido de aqui:

    http://mv.vatican.va/1_CommonFiles/pdf/Direttore/rassegna_2011/212_OR11M24.pdf

    Y ahora es cuando usted me dice que si pero que no y que lo que preguntaba era otra cosa…

    Salud!

    1. Mis disculpas, el maldito antispam le ha detectado muchas urls y le ha tomado por el anticristo en vez de por los reyes magos de la información, que me voy a mirar y leer muy detenidamente.
      Muchísimas gracias por ella Charles.

    2. Pues aunque me tache por cabezona, no se desprende de la lectura que Winckelmann despreciase la obra por estar esbozada, al parecer por el texto, entresaco que reconoció la obra, y llevó a verla a varios conocidos. Y que luego un mentecato en el 1804 la valoraba solo en 30 escudos…. ¡pamatalo!
      Yo sigo en la cabeza dándole vueltas a que vió algo en el rostro en una de las obras de Miguel angel, que los demás no vieron, porque eso le gusta remarcarlo durante todo el libro una y otra y otra vez.

  4. Alguien debería explicarnos por qué se empezaron a representar las figuras del Evangelio tal como las hemos visto siempre. Bueno que a María la veamos siempre joven, ya que era una adolescente cuando concibió a Jesús, pero ¿por qué a José lo ponen siempre viejo cuando seguramente sería solo un poco mayor que ella?

    1. No tengo el dato del concilio pero fue uno de los primeros… La representación es obligatoria de una cierta manera. Con el cisma de que si la virgen era virgen o no, vino luego el de las representaciones, Hay diferencias entre las figuras adorables y la no adorables o acompañantes, y a san José lo dejaron fuera. Alrededor de la ley aparecen los “reglamentos”, y San José aparece representado desde el medievo extremadamente viejo para dar a entender que no pudo ser el padre del hijo de la Virgen, por que su naturaleza no lo daba a entender

  5. ¡Que vergüenza dios mio!, pero es lo que tiene esto de ponerlo en directo.
    Aunque encabezonarme como me encabezono, … bueno corregido queda.

Los comentarios están cerrados.