La Venus que no fue

jenkins-venusNo se lleven a Engaño, no es la venus Médici. Es la Venus  Barberini o Venus Jenkins, por el nombre del banquero que la compró de segundas, y dejó depositada en  el palacio Barberini en 1765 y que la  vendió después de la restauración, (esto último lo estimo y digo yo), a William de Weddell, aunque no revelada la cifra, y que dicen que batió el récord de una obra en el XVIII .

Se trata de otra  copia, de la Venus de Cnido, pero un paso antes de la Venus Médici, podría ser eso que llaman un remedo con propósitos lascivos.

1º Digamos que se vendió en el 2002 en  subasta de cristies, en 7,9 millones de libras, adjudicada a la  propiedad actual  del Jeque Saud al-Thani de Quatar. Otro record.

Los restauradores  Pietro Pacilli o Bartolomeo Cavaceppi, expertos defenestradores de obras, fueron los que se encargaron de restaurar brazos y ponerle una cabeza cualquiera. Al parecer,  leyendo a  Winckelmann pudieron restaurar algo más. En la primera edición de sus antigüedades 1764, les ruego que tengan muy en cuenta la fecha,   ya advertía que tenía pezones,

¡!, ¿?.

Igual se nos puede pasar, y no caemos en ello, pero en la segunda edición de la que me ocupo, y que dejó inédita a su muerte en 1768,  quiero traducir  pezones realzados o prominentes, o digámoslo claramente, estaba “empitoná”. Winckelmann, (seguro), en una transacción como esa, hecha en la misma Roma, entre sus allegados y conocidos, fue testigo y parte como experto, y escucharía el objetivo y fin de la cosa., transformar una pornoi en una venus púdica. Si observan detenidamente las copias de la obra de Plaxiteles que sobrevivieron de  la venus de Cnido, con una mano se tapa  en un principio de repliegue. En la venus Médici, “la pudica” se tapa pechos con brazo y manos y con la otra la bajera.  Tenemos que suponer que la posición de las manos podría fácilmente ser reinterpretada, y que podría figurar acariciándose, en vez de tapándose, y que la evidencia ofrecida eran los  pezones inhiestos. De ahí que Wilckelmann nos avisaba desde el más allá del craso error.

¿Recuerdan el dicho popular que recogía Plinio el viejo , de que los del pueblo de Cos se equivocaron al rechazar la Afrodita desnuda, que se quedaron los de Cnido?.

Jenkins, se equivocó al desempitonar a esa pornoi. Solo existen estatuas pequeñas y de muy baja factura, y la calidad de esa copia es extrema. Es decir, su valor sería…que  NO TENDRÍA VALOR.  y del poder de atracción de un museo ni se lo cuento.

10 pensamientos en “La Venus que no fue”

  1. A una analfabeta en arte como yo lo que le ha llamado la atención siempre es que los pintores y escultores se repitieran en las mismas representaciones, de forma que no había escultor sin una Venus o pintor sin un Nacimiento.

  2. voy a ser feminonista. Lo raro será encontrar un escultor que no hicera a Apolo, o que luego del renacimiento no haya hecho un cristo, o san Sebastián “apolineo”, estas figuras ganan por goleada a las venus y nacimientos, que tambien son muchas.
    Los templos antaño y después, fueron los grandes compradores de arte.
    Así que eso era lo que había para comer, es decir la linea de trabajo principal, si seguimos un ratejo a Pausanias, cada vez que llega a una población, lo primero que repasa son los templos y las figuras dentro de ellos, y porcentualmente no eran diferentes en número a los de ahora, si repasamos a Plinio nos va a salir lo mismo en Roma, una gran acumulación de templos, lo mismo que ahora, no ha cambiado nada.
    Hemos cambiado las metafísicas, pero los que viven de estas metafísicas, saben que necesitan iluminar esas idesas al común, y si es de una manera atractiva, mejor, pues tienen menos resistencia a soltar el vil parné en el bote, y para ello necesitan a su vez del arte, y del artista.
    y….. paro, porque en vez de decirle que estupendo que me visitó me recaliento.
    Un abrazo Senior.

    1. Así es, en eso hemos cambiado bien poco. De hecho, como usted bien sabe lo que se ha hecho desde entonces al día de hoy es un “cambiazo”: donde estaba una Venus, ponemos una Virgen, donde un templo, una capilla, iglesia, etc…

      Igual me lo puede ampliar pero me he venido con una historia, hija de una charla con un curé de pueblo, amante de las cosas profanas y de la buena comida, que me hablo del paralelismo o, mejor dicho, especial vinculación que ha habido entre Apolo y los pastores, pues unos y otros, el primero en la clásica y los segundos en las cristianas, hacen de mensajeros de los dioses, o de dios, o como simples soplones, como el que avisó a las tropas cristianas de lo que les esperaba a la entrada de Jaén, en el campo de las Navas… En cualquier caso, más gacetilleros que nadie.

      Salud!

      1. Apolo hizo de Pastor, entendámonos, en la literatura clásica, De hecho en las primeras representaciones aparece con un cordero a las costillas “el pacificador”
        Ese cura leyó mucha literatura profana

        Salud Charles

  3. Con tanto reconvertir/retocar -que no restaurar- determinadas obras mal llamadas impúdicas, terminaremos viendo cualquier Venus con toca monjil, pechos fajados y sayón de arpillera.

    1. El vil dinero.
      Verderla y exhibirla tal como era, parecería difícil, así que “afeitaron” al morlaco.
      Me parece improbable por la imágenes, y por las frases escritas de Wickelmann que no haya sido así. Ya hemos perdido también la posición de brazos y manos, de esta “impúdica” cuando se descubren estas obras suelen estar al lado o cercanas algunos trozos, que podrían sugerir la posición correcta, obviamente si existían fueron a la basura. Sospecho que podría tener una mano no plana sino marcando el acto… ¿hacer pinza quizás?… no sé,
      Un saludo Cartuja

Los comentarios están cerrados.