estudiaron arte, ¿seguro?

Hace mucho tiempo pasé por encima de la obra de Winckelman en unas fotocopias, y llegué a la conclusión de que no se podía estudiar arte en español, yo al menos no hubiera podido. Se necesita una ingente cantidad de pasta para viajar, y otra mayor de tiempo libre, para malgastarlo tocándole el culo a las estatuas.

Pero, pudiera ser que a ustedes les digan que sí. E incluso encuentren a personas licenciosas en historia del arte, que les digan que lo lograron sin dificultad, y con nota. Y que saben de Winckelmann que se escribe con dos enes, y una c antes de la K, y que si el neoclasicismo y el romanticismo y la sensibilidad, y todo eso… (Bueno, miren ustedes), ningún cuadro queda sustituido por una fotografía, pero mucho menos una estatua. Así que no van a lograr solventar este problema. Aun así, los hay cabezones y cabezonas con una ceporra “quepaqué”, e insisten, y se “piyan” el manual y arreando con los conceptos de memoria… , porque ya es que ni las imágenes, las van a encontrar, es decir: Si intentaran irse a la biblioteca del museo del Prado, por poner un importante solventador, e intentaran “ver” en imágenes, solo el prefacio de la Historia del arte antiguo, ustedes tendrían que buscarlas y encontrarlas en unos 50 libros,  y tendrían que hacer acto de fe en las notas de Winckelman en otro 40%.

Existe una edición antiquísima de A. Rejón (de cuando Karolus, del 1800..) mal traducida del francés, la cual está mermada en mucho, que ya es una mala traducción de la 2 edición del alemán, y que ha publicado por fin  a su costa la Academia de bellas artes San Fernando, en el 2014,  Así mismo, Akal editó  la traducción de la 1ª edición en el 2011, PERO SIN NOTAS, que para un libro de este tipo se vuelve incomestible. No conozco ninguna otra edición en españolo, mexicano o argentun que fuera. De ahí mi pregunta en el titular, y ¿estudiaron arte?, ¿Seguro?,.

No me cabe duda de que en 50 años, serán editables las bases de datos de los museos en 3d, usease, que nos bajaremos el holograma, y nuestros ordenadores, si logran prescindir de güindos, nos dejaran palparle el culo al mismísimo David, o si les placiera, pellicarle los pezones a la venus de Milo. Esto será así, y vendrán acompañados de unos rebuznos de vigilantes, tal que:

– ieeeeeÉhj, ¡MoÓza!, Quietas las manos que luego van al pan.

Pero mientras tanto, si el tiempo no lo impide, voy a intentar ponérselo fácil, a los cabezabuques,

A ustedes no, a ustedes les pondré unas búsquedas imposibles, hasta que dejen de serlo, como en un gran juego. En el prefacio he dejado en rojo una obra muy, pero que muy curiosa, y que no he logrado dar con la imagen de ella. Esta 1ª obra, no tiene premio asignado, estoy buscando patrocinadores realmente baratos, es decir una ración en tal sitio, un cubalibre en tal otro,… etc., y el honor público, de haberla encontrado y yo no.

10 pensamientos en “estudiaron arte, ¿seguro?”

  1. ¿Licenciados en Historia del Arte de manual voluminosos y museo a cuatro pasos de casa…? Los y las hay. Y hasta especialistas en Filología Inglesa que lo más cerca que han estado de Reino Unido y/o asimilados es acercando la cara al televisor para no perder comba de “Callejeros Viajeros, Londres desde el Támesis“…

    No sé si apuntarme a la búsqueda, que estoy, como quien dice, con un par de dedos en el teclado y los dos pies en el río…

    (…pero arte/Arte estoy aprendiendo en esta bitácora, lo cual es impagable.)

    1. Hola Cartuja,
      Cuidado que esto de buscar… engancha, (yo se lo aviso).
      Si se divierte un poco clicando imágenes de arte con alguna de las anotaciones, habría conseguido ya mi objetivo. Que le gusten va con su espíritu, y en estos momentos lo tenemos todos recalantentao, así que meta los pies en el río,
      (¡¡Dios santo que 2 semanas de calor llevamos por Madrí!!)
      Un gran saludo

  2. Mirusté que es malo, ein? Uno está recién salío de pasar una semana de vacaciones entre enfermeras y se ha dado otra para no hacer nada en la red, sólamente visitar a sus amigos interneteros en silencio hasta recuperarse, y se dedica a ponernos rastros. A picarnos con búsquedas imposibles… A esto uno no se puede resistir. Aunque conozco pocas artes, y encima son malas para la salud, de estas de las que no sabe aprende mucho gracias a un puñao de amigos que, como usté, cuentan cosas por aquí…

    De lo de saber o no saber, recuerde además usted al Frazer de la magnífica Rama Dorada. Cuentan que el padre de semejante obra universal apenas salió de su biblioteca, cosa que era habitual a mi entender en los más importante eruditos del siglo XIX. Y eso que algunas de sus obras siguen siendo referencia hoy en día. A lo más que habían llegado algunos, era, en el caso Británico, a hacer el famoso tour.

    Veo que poco a poco me vuelven a entrar las ganas de contar alguna que otra cosa. En cuanto acabe con un asunto le busco el tal apolo de los violines, y si me apura mucho, me voy hasta Suiza a tocarle el culo.

    Muchísima salud!

    1. Hola Charles
      Me alegro que ya estés, convaleciente, pero en casa. Yo no soy capaz de encontrarle nada de similar con un hotel a un Hospital como dicen los políticos…,
      Me da que la obra estaba en Roma cuando lo refirió Wilckelmann, me da que Bernini no fue a Lugano a restaurarla, seguramente está apartada en un rincón en los museos vaticanos..
      Mucha salud, y no se deje liar

  3. Eso no es nada comparado con un colegio privado de la posguerra, en el que estudiamos Geografía sin mapas. Los ríos de España son… Pero a saber por donde caían esos ríos.

  4. Hola Senior, no se sé si reír o llorar lamentándolo, elijo que riamos, pues a esto ya le hemos dado solución…,
    Me puse no hace mucho a rellenar uno de esos mapas interactivos en la “güe virtual” que les ponen ahora en el colegio, y no había manera…, me daba fallos en todo, me puso un o.
    Le informo de que el Rio Ana ya no recorre la península ibérica, y el Betis tampoco.

  5. Tengo que reconocer que yo era una alumna privilegiada, pues tenía un atlas mundial procedente de un antepasado. ¿El problema? Que era anterior a la 2ª Guerra y todo estaba ya distinto. Pero entonces, se aprende Historia Contemporánea.

  6. Abundando en lo dicho por Senior, me viene a la memoria, y se lo hará a ustedes, el modo en que aprendíamos interminables listados de obras maestras y geniales pertenecientes a artistas patrios, sin siquiera ver una foto de la mayor parte de dichas obras, y saber de ellas más que su nombre…

    Lo del atlas heredado me recuerda a los libros de texto que recibí yo en la misma forma, teniendo un antecesor que pintaba bigotes, gafas, y otras cosas, que no voy a detallar, a cualquier mona que se colgara de las páginas de los libros de texto… Hasta aquí, todo normal sino fuera porque lo heredó a su vez de un primo con las mismas inquietudes artísticas… Afortunadamente, esta en un colegio de los padres Corazonistas, en los cuales los libros no servían para nada, ni la curiosidad, ni el aprender… pero aquí dejo de leer, pues esta es ya otra historia.

    Por cierto, que no se si habrán aprendido algo las susodichas sanitarias, pues fueron más santas que aprendizas con servidor, y uno llevó con más suavidad en trance gracias a ello. Muchas gracias, Senior.

    Por ultimo, patrona, ¿me dice que no sabe andestá? Si hay que llamar a la puerta de los museos vaticanos, se hace, que ellos ya podrán no hacernos caso.

Los comentarios están cerrados.