la puta envidia del Abate

(Ojos de ahorcado) Sin embargo, un escultor de nuestros días parece haber tomado por modelo estos mismos ojos en la estatua de la Virgen María expuesta en la iglesia de San Carlo al Corso en Roma.

La traducción Italiana  de 1783 del ABATE CARLO FEA,  Carlo Domenico Francesco Ignazio Fea, que luego fusila Giuseppe Eiselein en 1830  va cortita aunque lleva notas y esto es valioso, y como todos los traductores que no atinan en las dificultades, echan la culpa al escriba “será un error suyo”,  y nos dice que no es una virgen, sino un Giuditta de  Le Brun. Me cabe agregar que primero  el Abate corrige a Winckelman con su nota,  y luego en la siguiente edición borra el párrafo directamente , Giuseppe, bastante vago, está copiando esa primera traducción del ABATE y reaparece  la nota. Yo calificaría esa traducción como portentosa envidia a Winckelmann  del Abate,  traidore a la historia. No es humilde argumentando en sus “necesarias por numerosos errores las correciones de esta otra edición”

La Wiskipedia Italiana está subiendo la traducción de la obra, pero sin corregirla, obviamente con una simple comparación leerían que en la segunda edición, osea esta que intento adelantar al castellano, dice  estatua, no pintura, y aunque la uso para contrastar, pero que estoy llegando a la conclusión de que me equivoca, más que me encarrila a encontrar las obras. Sospecho que ese cúmulo de errores de vulgar ignorancia y envidia, se va a trasladar a las demás guiskipedias.

Me vuelvo a encontrar con la misma dificultad que Giuseppe, que aquí no comenta en la más hermosa de todas estas cabezas, es la de un Hermes del Conde Fede, antigua, encontrada en Tivoli, en las ruinas de Villa Adriana

El comentarista anónimo de la guiskipedia dice Ora nel detto Museo Pio-Clementino nella stanza delle Muse,  siguiendo la nota del Abate.

Pero la única cabeza en todos los museos vaticanos figurando como Erme o Hermes, no parece coincidir, es más, debería corresponder seguramente con alguna de estas 2 estatuas de Hermes atándose la zapatilla, encontradas en Villa Adriana en Tívoli.

Es decir, el extremado detallismo de Winkelman, no dice una estatua, ni un busto, sino una cabeza, osea una cabeza de una estatua. Pero igual ustedes me pueden  ayudar y dar con ella, (con la virgen y la cabeza) yo me he rendido de momento.

 

De parecida situación, de falta de información, me encontré en la Catedral de Granada, aunque decir solo de esta catedral, sería mentir. En general la información es ninguna, no vayamos a gastar en una tira de papel informando de la obra, y más cobrando por ver el recinto, que parece que estafaran a una sustrayéndole la información.  Algunos de ustedes saben que voy persiguiendo obsesivamente la virgen de la leche,  y allí había unas cuantas que no he podido documentar.

Terminé La Arcadia  el libro VIII de Pausanias