autoantropofagia o crónica de villanos

Acería de Getafe desmanteladaAutoantropofagia: dícese de cuando una persona se devora a si mismo, no se si es posible, ni que este término se pueda aplicar en animales, pero si en vegetales y  empresas.

En la imagen la acería de Getafe totalmente desmantelada. La propia acería se ha ido reduciendo a sí misma a escombros metálicos y los ha ido transportando a otras acerías para usarlos como chatarra. Ya solo queda un triste solar.

Para que una acería, unos altos hornos funcionen, tiene que haber empresas en los alrededores que demanden sus servicios.  Pedro Castro Vázquez, curioso alcalde que no era residente,  de 1983 a 2011 convirtió  en solares y luego con mucho cariño, en pisos, 2/3 de la industria pesada que se fabricaba en Getafe. Ahora, esa industria está “deslocalizada”, en Portugal y Marruecos los más cercanos, eso sí,  todos los trabajadores fueron PREJUBILADOS, debidamente, tras simular con el beneplácito, que esas empresas estaban en quiebra, ellos, también los trabajadores, encantados. Todos los fabricantes de la industria metalmecánica y afines de los polígonos de Madrid se resintieron en sus precios industriales cuando cerró la Acería, pero nadie pensaba que esto sería definitivo, y que la acería volvería a tener su triste gorro de humo, pero alegre símbolo de actividad, junto a la carretera de Toledo, a medio camino entre Madrid y Getafe. R.I.P.

Se me ocurre, que traer una acería a Madrid va a ser imposible, esto ya nunca va a pasar. Deberíamos dar gracias a todos lo políticos españoles sin excepción, porque lo han conseguido.  Y ¿quién lo va a pagar?, todos nosotros con dos años más para jubilarnos, por real decreto ya aprobado, fritos a multas, e impuestos, el mínimo exento en Renta a base de darle batacazos el ministro en funciones Montoro, ya no existe, sus  últimas ocurrencias: Nos pide que le separen las cantidades que por enfermedad o accidente haya pagado la seguridad social a través de la empresa, va  buscando que aparezca otro “nuevo” pagador.   ¡¡involuntario mandaguevos!!. Y, si no lo sabían, desde Enero todas empresas que facturen + de 6 millones de Euros tienen que enviar sus facturas en el plazo de 7 días a hacienda.  Es decir, que Montoro ya sabe lo que le he regalado a mis amantes por reyes, y lo de ustedes probablemente también, si tenía que ver con electrónica ,  o así y compraron en grandes almacenes, buscando ofertas.

+ Les dejo un link extremadamente interesante en acienda , donde queda muy evidente, que hacienda no somos todos, porque si ustedes van a pedir un aplazamiento de 5.000 € a hacienda, verán lo que les dicen. La pregunta sería ¿cómo han logrado alcanzar esa cifra de deuda, esos deudores?,

Yo ante mi perplejidad por las declaraciones de la abogada María Dolores Ripoll, donde nos remarca que hacienda no somos todos, que eso es puro marketing, y tiene razón.