decíamos por decía: es cuestión de estilo

e aquí, que esta última entrada sobre las vidas de Vasari es quizás una de sus pifias mayores. Por lo general en las muertes siempre inventa sucesos o añade cosas benévolamente, a veces, las menos con maldad. En la vida de Simone Martini, Vasari no atina una. No se crean que lo mejora en la edición Giuntina en la que agrega ya abiertamente a Lippo Memmi como su hermano en el titular, pero quizás el mayor escarnio histórico esté en transmitirnos la creencia de que la spanish chapel, la pintó Simone Martini en vez de Andrea de Bonaiuto el Fiorentino, pero Cavalcaselle, hombre justo, con los Florentinos, Giovan Batista Cavalcaselle el renovador de la historia el arte con su New History of Painting in Italy, en el fondo se trata de una aproximación a una edición crítica de las vidas de Vasari, que luego intentará, quien quiera sacarle punta, ese es el lugar, y justamente, apostilla recibo de pago tras recibo de pago rebuscado en sacristía tras sacristía, los fallos en las atribuciones de obras por Vasari. Justamente como hombre justo que es, nos postula que es necesario aplicar como orden principal en cualquier clasificación el estilo, esta es una manera justa de hacer las cosas y un principio fundamental para la historia del arte hoy en día, pero no sería justo, olvidarnos de qué le llevo a Vasari en su propia ciudad en una de las propias iglesias en las que rezaba (si lo hacía), al menos atendería relativamente formal a los oficios, es decir conociendo más que de primera mano esas pinturas que tendría que estudiar profundamente, casi seguro, a equivocarnos. Yo entiendo que era una tradición, Petrarca era de Arezzo, Vasari era de Arezzo, podemos suponerlo aprendiendo el maldito latín con Petrarca, y siendo poeta de moda recitarle a sus…, siendo esto así que pudiera ser,….. ¿cómo resistirse a encontrarlo en alguna pintura? y dejarlo reflejado, y sobre todo señalar por fin a su esquiva amada Laura.

¡Esa era!, la del vestido verde, y ese, Petrarca (el alpinista) mirándola.

Pedazo de broma que nos gastó Vasari, ¡300 años tomándole el pelo a los turistas!, menos mal que un hombre justo entre otros nos quitó el velo, desvelándonos el estilo escondido del Fiorentino, y no sería justo, justificar con mezclas de estilos como postula Vasari, estas mezclas de estilos que no todos conocemos, que con mano izquierda llevaban a dejar pintar a un gremio de una ciudad en el gremio de otra. Un pintor sienés no siempre se colaba en otra ciudad y para hacerlo debía inscribirse como tal en la ciudad de acogida, si era muy joven incluso tenía que examinarse además de pagar impuestos, algo parecido actualmente a convalidar un título, puede que, para poca cosa no interesaba, tomaba el contrato a nombre de otro de esa ciudad, muchas otras veces se tenían ciertas especialidades gremiales, y se llamaba a tal para que hiciese esto o eso, Simone era bueno para las caras “bel-las”, se puede apreciar en sus vírgenes y ángeles, podría haber trabajado esa representación popular del poder en Florencia en aquellos entonces sin haber firmado nada, (para eso estaba el Fiorentino), y que la tradición popular le arrastrase su autoría hasta los tiempos de Vasari. Puede que Vasari no mintiese tanto y solo se equivocase con algo de interés. Pero eso no sería justo decirlo y menos escribirlo. Es cuestión de estilo, y se lleva despellejar a Vasari, pero los “recibos”, pruebas irrefutables de los corresacristias, deben ser pruebas irrefutables en una combinación de estilos, porque no sería justo postular lo contrario.

un liGero toque a no se que

acetillera, galopina galiparlante y galocha se le supone a: aquella que escribe galeradas galbanosas y galindas sin saber que está dando la gabarra. En vez de ser, galdosiana por precisa y, gachona o galana y gallarda por adornada. Y, además, que gaguea galernas e infundios cual galayos muchas de las veces y gallea siendo una gallina detrás del nombre de un gran periódico.

..no sé, hoy me siento flex. Así que dejemos los ejercicios de gejismos.

Una cosita ligera de esas que vienen con los mailes

Y una prueba de fe. Intenten encontrar ese liGero toque a no se qué, en esta galerada de imágenes, mientras tanto se ponen esto y silban el onliyú

Los mp3, los encuentro aquí http://www.anarkasis.com/buscador/home.htm

da muchos errores pues los webonesmaster se saben los comandos y crean páginas que simulan un directorio muerto, con botón derecho “ver código fuente” y rápidamente las identificáis sin picar en ellas, ideal paponé en los blog enlaces para bajar mp3 .

Otras: estoy probando un programa de tienda sobre el blog, si ven cosas raras no se preocupen, no está loco el programa, es que no lo controlo.

¡Barato estaba en Roma el vino!

aciendo el deshonor a aquellos tiempos en que el vino fue muy barato en Roma y a la sorna racional con que Cayo Plinio Segundo, Plinio el viejo, llegaba a la conclusión de que solo la escasez extrema de vino, podía explicar la irracionalidad de las leyes y el comportamiento de algunos hombres con sus compañeras mujeres de Roma discriminándolas. De ahí mi invocación (¡o Baco, gracias por llenar con tu vino nuevo nuestras almas y hacerme confundir a mi con Venus!) y mi aplauso para este primer gran amante y defensor de las mujeres, que no feminista, que ya es exterminología de Bibiana Aido ministra de igualidad semejante no comparada, Convocatoria de curso de formación para la habilitación de personas asesoras y evaluadoras de las unidades de competencia de las cualificaciones profesionales de atención socio-sanitaria (25/2/2015 el ministerio de igualdad desapareció, también en internet, retiro el enlace quedando el caso difícil de entender para quien lea esto años después)

– Mira que yo soy torcía escribiendo, peeeeero, ¡¿qué cojones está solicitando esa?!

…Escribía también que muy seguramente gran amante de las mujeres, y llego a esta conclusión pues no desdeña de los placeres y si de los que creen tener la llave de la felicidad y poseer la verdad única, como argumenta al final

Entresaco también otro caso de un vino, en que rompiendo de nuevo otra lanza para las mujeres apunta: “En Arcadia se dice que un vino da fecundidad a las mujeres y a los hombres, rabia.”, Os añado yo, que el “se dice”, es el comodín que usa este genial historiador enciclopedista, para decirnos que ni lo vió él con sus ojos, ni seguramente nadie que no tuviera menos de un dedo de frente. Y sin embargo con mucha sorna se hace cómplice de la inteligencia de esas Arcadias (¿Bacantes?) para hacerse con ese bien tan precioso de los rudos Pelasgos.

Pueden disfrutarlo esta primavera mal transcrito por el mítico Merlín y su libro mágico de recetas, en: De la vid, del vino, de su historia, tratamiento y su variedad, y del término que me apropié hace mucho de “cocinando vino”

y empezando a ser costumbre errores de la wiki El ánfora romana tiene de 24 a 26 litros.